El Salvador adquirió 500 bitcoines por 15,3 millones de dólares, aprovechando la caída en el precio de la criptomoneda que tiene curso legal en el país, anunció este lunes pasado el presidente Nayib Bukele. El Salvador “acaba de comprar” en momentos de una caída en su valor “500 monedas a un precio promedio de 30.744 dólares”, indicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Esta no es la primera vez que el gobernante anuncia la compra de esta criptomoneda cuando su precio está a la baja. Ya en enero pasado compró 410 bitcoines cuando cada uno rondaba los 36.456 dólares. Con la última adquisición, El Salvador posee 2.301 bitcoines.

El Salvador se convirtió el 7 de septiembre de 2021 en el primer país del mundo en usar oficialmente el bitcóin, legalizando su utilización en todas las transacciones a la par del dólar estadounidense, la moneda oficial desde hace dos décadas.

Lea más: Todos están expuestos a contraer la hepatitis de origen desconocido, no solo niños, advierte infectóloga

Cuando Bukele lanzó su plan, el bitcóin rondaba los 47.000 dólares y a principios de noviembre del año pasado, alcanzó los 67.000 dólares. Bukele aprovechó esas ganancias para construir un hospital veterinario público. Sin embargo, desde aquella alza, su precio ha ido en descenso.

La decisión salvadoreña de adoptar el bitcóin como moneda de curso legal causó controversia. A principios de este año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) exhortó al país a anular esa medida por considerar que el uso de esa criptomoneda encierra “grandes riesgos asociados”.

Lea más: Preparate esta sopa de Udon en casa

El Salvador tiene una deuda pública que ronda el 90% de su PIB y negocia con el FMI un préstamo de 1.300 millones de dólares para sanear sus arcas. También tiene pendiente una emisión de bonos en bitcóin equivalentes a 1.000 millones de dólares, para la construcción de su Bitcoin City, una ciudad en el oriente del país, y que planea operar con energía térmica del volcán Conchagua.

Recientemente el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya dijo que “será el presidente” quien dará la orden de cuando se hará esa emisión de papeles de deuda en bitcóin. A criterio de Zelaya, “la fecha ideal” para sacar los bonos al mercado es durante “el primer semestre” del año.

Por debajo de los 30.000 dólares

El bitcóin perdió en mayo sus ganancias de los últimos meses y este martes su cotización cayó por debajo de los 30.000 dólares, como parte de una tendencia del mercado de alejarse de los activos de riesgo por la incertidumbre de la guerra en Ucrania.

El bitcóin, que es la principal criptomoneda que hay en el mundo, según su valor de mercado, se depreció a 29.764 dólares el martes cayendo a un nivel no visto desde julio de 2021. Este nivel implica una pérdida del 57% de su valor con respecto al récord alcanzado por las cotizaciones en noviembre de 2021. Esta caída implica que la mayoría de los fondos y de las personas que invirtieron en bitcóin en los últimos meses están en pérdidas.

Las otras criptomonedas tampoco fueron inmunes a la tendencia y el mercado en su conjunto fue evaluado en unos 1,5 billones de dólares frente a un nivel de 3 billones invertidos en el momento de mayor auge de este sector, según los datos de Coingecko, que registra más de 13.000 criptomonedas.

Lea más: Panamá se suma a Argentina tras confirmar su primer caso de misteriosa hepatitis

El declive del sector está ligado a la prudencia de los inversores por el temor relacionado con la guerra en Ucrania, el confinamiento en China y la adopción de una política monetaria restrictiva en Estados Unidos.

Esta tendencia afecta además a los títulos de las empresas de tecnología, cuyo desempeño se vio beneficiado por las políticas monetarias expansivas durante la pandemia. “La correlación del bitcóin con el Nasdaq”, el índice bursátil estadounidense de las tecnológicas “está en su máximo”, destacaron los analistas especializados en blockchain del portal Kaiko.

Dada la volatilidad de los criptoactivos es difícil proyectar cuál será la evolución del bitcóin. En 2021 el bitcóin pasó temporalmente por debajo del baremo de los 30.000 dólares en junio y en julio, antes de volver a tomar fuerza para tocar su máximo histórico en noviembre a 69.000 dólares.

El Salvador sigue confiado

Un indicio de la importancia de este sector fue que en los últimos años dos países, El Salvador y la República Centroafricana adoptaron esta moneda como divisa oficial, pese a las duras críticas de los organismos financieros internacionales. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que el país aprovechó la baja para comprar más criptomonedas, agregando 500 unidades a su fondo.

El martes, el mandatario celebró el alza de 2,3% registrada por este activo hacia las 9:25 GMT. Desde su creación en 2009, la criptomoneda se ha desarrollado en un contexto de tasas de interés ultra bajas. Ahora, el emisor estadounidense ha advertido de futuras alzas de la tasa directriz para frenar la inflación.

“Es posible que haya repuntes temporales, pero mientras siga subiendo el rendimiento de las obligaciones de Estado y del dólar” por la determinación de la Fed, “las caídas aún más fuertes son el principal riesgo” para las criptomonedas, advirtió Fawad Razaqzada, analista de City Index.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario