China logró posar en la superficie de Marte un pequeño robot teledirigido, una operación particularmente delicada que demuestra las ambiciones espaciales cada vez más audaces de Pekín.

Su sonda Tianwen 1, que llegó a la órbita de Marte en febrero, consta de tres elementos, entre ellos un módulo que aterrizó el sábado. Permitirá a un robot teledirigido llamado “Zhurong” (el dios del fuego, en la mitología china) salir a la superficie para analizar el planeta rojo.

Desde la década de 1960, más de 40 misiones espaciales fueron dedicadas a Marte, pero hasta la fecha menos de la mitad tuvieron éxito y solo los estadounidenses lograron hacer funcionar sondas. He aquí las principales:

Lea más: Nutrición, bienestar y dietas digitales ganan terreno

Perseverance

En febrero, la NASA logró aterrizar en Marte su astromóvil Perseverance, diseñado para desplazarse por el planeta rojo. Es el quinto vehículo de este tipo que tiene éxito en su viaje a Marte, pero el primero con la misión de encontrar una prueba de vida pasada.

Perseverance es el vehículo más grande y más complejo jamás enviado a Marte. Pesa una tonelada y está equipado con un brazo que mide más de dos metros. El mes pasado, durante esta misión, la NASA hizo volar brevemente en Marte un pequeño helicóptero, Ingenuity. Se convirtió en el primer vehículo motorizado que vuela sobre otro planeta.

Esperanza

La sonda Amal (“Esperanza”, en español, también conocida como “Hope”) fue la primera sonda árabe enviada a Marte. Fue lanzada en julio pasado por los Emiratos Árabes Unidos, días antes de la sonda china Tianwen-1 y de la estadounidense Perseverance. Amal, que está en la órbita marciana desde febrero, fue diseñada para descubrir los secretos del clima.

Schiaparelli

En 2016, el módulo de aterrizaje europeo Schiaparelli, que lleva el nombre de un astrónomo italiano del siglo XIX, se estrelló contra Marte. Pero Europa consiguió poner en órbita su sonda de exploración TGO.

La misión rusoeuropea ExoMars, que tenía previsto enviar un robot para perforar el suelo marciano en el verano boreal de 2020, se retrasó hasta 2022 debido a dificultades técnicas agravadas por la actual pandemia de coronavirus.

Curiosity

El robot estadounidense Curiosity aterrizó en Marte en agosto de 2012. Este artefacto, el único todavía activo en el planeta rojo, demostró que el planeta era propicio para la vida microbiana en un pasado lejano y que debía ser potencialmente habitable. En mayo de 2008, Phoenix, otra nave estadounidense, pudo sondear el permafrost y confirmar la presencia de agua congelada.

Lea más: Fallece mujer cerca de Tel Aviv tras impacto de cohete de Hamás

Spirit y Opportunity

Dos robots geólogos estadounidenses se posaron en enero de 2004 para una misión que continuó hasta 2010 para Spirit y 2018 para Opportunity. Este último, campeón de la distancia extraterrestre recorrida (45 km), envió a la Tierra más de 200.000 imágenes y descubrió rastros de ambientes húmedos.

Marte 2 y 3

Mariner 9 se convirtió en noviembre de 1971 en el primer satélite alrededor de Marte, del que hizo un mapa fotográfico detallado, mostrando rastros de volcanismo y erosión fluvial. En diciembre, la sonda soviética Marte 3 alcanzó la superficie marciana, pero el módulo de aterrizaje solo funcionó durante 20 segundos. Pocos días antes, Marte 2 también logró ponerse en órbita, pero el módulo de descenso se estrelló.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar