La contaminación del aire mató a 476.000 recién nacidos en el 2019, especialmente en India y en el África subsahariana, según un estudio publicado en Estados Unidos que destaca la responsabilidad del humo tóxico que emana de los combustibles usados para cocinar en los hogares, en el 75% de los casos.

Más de 116.000 bebés indios y 236.000 africanos subsaharianos murieron en el primer mes de su vida debido a la contaminación del aire, afirmó la organización State of Global Air 2020, que utiliza datos recopilados por las entidades estadounidenses Health Effects Institute e Institute for Health Metrics and Evaluation.

Además, y según los autores del estudio, cada vez hay más pruebas que permiten vincular la exposición de las madres a la contaminación durante el embarazo con el riesgo creciente de que los bebés nazcan prematuramente o con un grave déficit de peso.

Lea también: Encargada de despacho del Indert: “No soy del equipo de Friedmann”

“Aunque hay una reducción lenta y constante de la dependencia de los hogares a los combustibles de mala calidad, la contaminación del aire que generan sigue siendo un factor clave en la muerte” de los bebés, declaró Dan Greenbaum, presidente del Health Effects Institute.

En total, la contaminación del aire causó 6,7 millones de muertos en el mundo en el 2019, según un estudio, lo que la convierte en la cuarta causa de mortalidad en el mundo, indicó el estudio.

Los autores señalaron por otra parte que la pandemia de COVID-19, que causó más de un millón de muertos y estragos económicos, tuvo un impacto positivo con respecto a la contaminación.

Lea también: “En Alto Paraná no podemos ganarle en obras a Stroessner”

“Muchos países han recuperado los cielos azules y las noches estrelladas por primera vez en muchos años”, debido al brusco freno de la actividad. Pero estos puntos positivos no durarán mucho, advirtieron.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar