Desde el Departamento de Kinesiología y Fisioterapia del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médi­cas de la UNA recordaron la importancia de la actividad física como hábito saludable para evitar el sedentarismo y como factor esencial para combatir el estrés que genera la situación de aislamiento social por el COVID-19.

Las profesionales indica­ron que el encierro puede generar mucha ansiedad en algunas personas acos­tumbradas a salir o reali­zar diversas tareas, incluso iniciar cuadros depresivos por el cambio abrupto en su rutina diaria.

El ejercicio tiene muchos beneficios desde lo físico hasta lo psicológico, como la disminución del estrés y de los estados depresivos. “Bási­camente las aristas de benefi­cios son muchísimas y desde Kinesiología animamos a las personas a moverse, a reali­zar ejercicios, no hace falta tener un gimnasio en casa ni contar con mucho espacio tampoco. Ya que hay todo tipo de ejercicios que pue­den adaptarse a las condicio­nes con o sin herramientas, es cuestión de ingeniárselas, tener voluntad y establecer un horario adecuado para la realización de los mismos”, señaló la Lic. Silvia Cuevas.

Por otro lado, en las redes sociales se puede obtener una amplia gama de tutoria­les; incluso existen gimna­sios que ofrecen suscripcio­nes para realizar una rutina de ejercicios online.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar