Washington, Estados Unidos. AFP.

El presidente de Estados Uni­dos, Donald Trump, dijo el viernes que quiere elevar la edad mínima requerida para comprar cigarrillos electróni­cos de 18 a 21 años, como parte de un plan para restringir el uso de esos productos entre los jóvenes.

Trump dijo además que estaba preocupado por el impacto de la regulación en los negocios, una señal de que su gobierno está consi­derando dar marcha atrás con una previamente anun­ciada prohibición completa a los cartuchos con líquido saborizado.

Ese tipo de recarga, con gus­tos como menta y combina­ciones frutales, son popula­res entre los adolescentes que “vapean”, como se conoce al hábito de utilizar cigarrillos electrónicos.

“Vamos a estar saliendo con una posición muy impor­tante sobre el ‘vapeo’. Lo más importante es que tenemos que cuidar a nuestros niños, entonces vamos a tener un límite de edad de más o menos 21”, dijo a los periodis­tas, y agregó que una política será anunciada “la próxima semana”.