Oswiecim, Polonia. AFP.

Sobrevivientes del holocausto de los gitanos y los judíos se reunieron en el sitio de Auschwitz-Birkenau para conmemorar el 75 aniversario de la última matanza de gitanos internados en esos dos campamentos gemelos.

Jesse Jackson, defensor de los derechos de los afroamericanos, quien participó en las ceremonias, habló del “holocausto olvidado” de los gitanos y advirtió del ascenso de la extrema derecha en Europa y EEUU.

Además de más de seis millones de judíos exterminados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania de Hitler reservó la misma suerte a unos 500.000 miembros de las comunidades gitanas. El 2 de agosto se proclamó el día de conmemoración de su holocausto.

Unos 23.000 gitanos de toda Europa fueron llevados a Auschwitz-Birkenau entre marzo de 1943 y julio de 1944. Casi todos murieron ahí.

El 2 de agosto de 1944, cuando la derrota de Alemania parecía más probable, los nazis asesinaron entre 4.200 y 4.300 gitanos en el campo de la muerte de Birkenau.