San Francisco, Estados Unidos. AFP.

Construyó una de las compa­ñías más valiosas del mundo desde cero y se convirtió en la persona mas rica del pla­neta. Ahora, Jeff Bezos trata de demostrar que no se dejará amedrentar en una batalla de voluntades con un empresa­rio políticamente conectado, propietario de un tabloide de supermercado.

Bezos, de 55 años, fundó Ama­zon en el garaje de su casa en 1994 y fue impulsando la com­pañía hasta convertirla en un coloso que domina las ventas en línea, tiene operaciones en música y televisión por strea­ming, comida, informática en la nube, robótica, inteligencia arti­ficial y mucho más. Sus negocios incluyen además el diario The Washington Post y la compa­ñía privada espacial Blue Origin.

A pesar de llevar años en el punto de mira por el creci­miento de Amazon y por su fortuna estimada en 133.000 millones de dólares, se con­virtió en el gran centro de atención el pasado enero cuando anunció que, tras 25 años de matrimonio, se divor­ciaba de su mujer.

Cuando la revista Natio­nal Enquirer, controlada por David Pecker, aliado del presidente Donald Trump, amenazó con publicar fotos íntimas y sensacionalistas del multimillonario con su amante; este contraatacó haciendo públicos los deta­lles de sus relaciones.