Bruselas, Bélgica. AFP.

El gigante estado­unidense Google argumentó el mar­tes ante la justicia europea que de aplicarse la legisla­ción europea a nivel global sobre el “derecho al olvido”, como lo reclama Francia, se amenaza la libertad deexpresión.

“El tribunal está escuchando una gran cantidad de testi­monios, lo que es muy poco habitual en uncaso como este”, indicó una fuente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo, que pidió el anonimato.

Francia y Google se enfren­tan en el tribunal por una decisión del TJUE del 2014 que estimó que losusuarios de los motores de búsqueda, en particular los de Google, podían exigir el derecho al olvido bajo ciertas condicio­nes, es decir, la supresión de datos personales recopila­dos yconservados en sus servidores.

Google se opone a la decisión, aunquese conformó a la legis­lación borrando las referen­cias desu motor de búsqueda en Europa como, por ejem­plo, en Google.fr o Google.de cuando se lo solicitan, pero no procede a esta operación en la referencias registradas en su motor de búsqueda Goo­gle.com.

BORRAR REFERENCIAS

El regulador francés de pro­tección de datos persona­les, la Comisión Nacional de la Informática y de las Libertades (CNIL), denun­ció esta distinción y dijo que la empresa debe proceder a borrar las referencias en todos susmotores de bús­queda sin importar los domi­nios nacionales.

En el 2016, la CNIL multó a Googlecon 100.000 euros por no acogerse a esto y Goo­gle apeló el caso en Francia. La justicia francesa pidió entonces al TJUE que clari­fique el alcance de la legisla­ción europea.

Google argumenta que en el 99% de la búsqueda en Francia respeta el derecho al olvido. Añade que laempresa desplegó tecnologías de blo­queo geográfico para los motores de búsqueda de la UE para impedir que apa­rezcan resultados de pági­nas con nombre de dominio extra UE.

TEMEN ABUSOS LEGISLATIVOS

El martes, los jueces del TJUEescucharon una larga lista de partes interesadas, incluidos losabogados de la CNIL, de Google o representantes de organizaciones de derechos civiles que temen abusos por la legislación sobre el derecho al olvido en Estados autorita­rios fuera de la UE.

“Si los reguladores europeos pueden decir a Google que remueva todas las referen­cias a un website, entonces será solo cuestión de tiempo antes que países como China, Rusia o Arabia Saudita empie­cen a hacer los mismo”, dijo Thomas Hughes, director ejecutivo de ARTICLE 19, una organización de defensa de los derechos civiles.