Nueva York, Estados Unidos. AFP.

El consorcio de medios 21st Century Fox invirtió 100 millo­nes de dólares en la compa­ñía emergente Caffeine, espe­cializada en la transmisión en línea de videojuegos, un sec­tor cada vez más competitivo.

Creada a principios del 2018 por ex ejecutivos y ex ingenie­ros de Apple, Caffeine intenta fusionar dos dimensiones, la de una plataforma de video y la de una red social.

Al igual que YouTube, ofrece la oportunidad de que cada usuario monetice su conte­nido, sin recurrir a videos publicitarios. Parte del dinero de Fox se gastará en una nueva empresa conjunta creada con Caffeine y bauti­zada Caffeine Studios.

Este estudio producirá con­tenido de video sobre vide­ojuegos y deportes elec­trónicos (e-sports), pero también sobre deportes y eventos en vivo en gene­ral, según un comunicado publicado el miércoles. Caffeine Studios contará con los equipos y el cono­cimiento de Fox Sports, el grupo de canales deporti­vos del consorcio.

Como una señal de su inten­ción de ampliar el espectro de sus actividades más allá de los videojuegos, Caffeine tam­bién llegó a un acuerdo con la productora de conciertos Live Nation para que la pla­taforma transmita conciertos en vivo en el cuarto trimestre de este año.

Además de Fox, las firmas de inversión de capital Andrees­sen Horowitz y Greylock Part­ners, que ya habían inver­tido 46 millones de dólares en Caffeine en una primera ronda, también participaron en esta nueva recaudación de fondos por un monto no espe­cificado.

El nicho de mercado del strea­ming de videojuegos, sean juegos entre pocos o muchos usuarios o torneos de depor­tes electrónicos, es cada vez más popular entre los gigan­tes de internet. La plataforma Twitch, precursora en el sec­tor, fue comprada en el 2014 por Amazon por 970 millones de dólares.