Moscú, Rusia. AFP.

“Cuando quiero explicarles a mis amigos dónde trabajo, les hablo de fútbol”: las empresas espe­cializadas en procesamiento de datos han invertido durante mucho tiempo en el fútbol porque el mercado está floreciendo, pero tam­bién por cuestión de imagen.

Mundial de ‘data’ total. Ya sea en las pantallas de los espectadores, en la prepa­ración de los jugadores y el personal, o incluso en los banquillos, puesto que los datos de los partidos serán transmitidos en “vivo” por primera vez en la historia de los mundiales al personal de los equipos, los datos esta­rán en todas partes durante el Mundial de Rusia.

El presidente fundador de la compañía holandesa SciS­ports, Giels Brouwer, explicó a la AFP que “una muy buena selección nos pidió consejo. Vamos a ayudarlos a anali­zar a sus oponentes y sus propias debilidades a tra­vés de nuestro análisis de datos”.

“GRAN CANTIDAD DE DATOS”

Una posterior declaración oficial confirmó que será la Bélgica de Robert Mar­tínez la que se beneficiará de la experiencia de SciS­ports durante el torneo. Esta empresa, cuya tecno­logía permite contar los pases y disparos sin inter­vención humana, cuenta con el respaldo de la poderosa empresa estadounidense SAS Institute. ¿Por qué el interés de esta empresa, especializada en ‘informá­tica decisional’, por el fútbol?

“Hay una gran cantidad de datos a analizar”, dice a la AFP Mark Bakker. “Es muy interesante para nosotros, porque SAS es muy bueno en el análisis de grandes volúmenes de datos. Es en tiempo real, por lo que debe ser eficiente en el análisis ... y es una muy buena forma de promover nuestras capa­cidades”.

BALÓN CON LA MISMA TECNOLOGÍA DE TU CELULAR

El Mundial de Fútbol en Rusia traerá consigo una verdadera “ola” de avances tecnológicos que los fanáticos tendrán al alcance de sus manos: Al balón oficial, el Telstar 18, le fue introducido la tecno­logía Near Field Communication (NFC), que utiliza tecnología de los celulares. Esta permite que los dispositivos compartan información con una distancia.

La FIFA explicó que el esférico lleva incrustado un chip de transmisión de datos en proximidad, que permitirá a los consumidores interactuar con el balón mediante un móvil inteligente. La experien­cia incluye reconocimiento de ubicación, detalles específicos de cada balón y acceso a desafíos y concursos de destrezas futbolísticas, a los que los usuarios pueden apuntarse en los preliminares de la Copa Mundial.