Uno de cada tres esta­dounidenses toma medicamentos con o sin prescripción médica, lo que podría aumentar su riesgo de depresión, advierte un estudio publi­cado el martes en el Jour­nal of the American Medical Association (JAMA).

Píldoras anticonceptivas, analgésicos, para el cora­zón o la acidez… “Muchos se sorprenderían al saber que su medicación, aun­que no tenga nada que ver con el estado de ánimo, la ansiedad o cualquier otra condición normalmente asociada con la depresión, puede aumentar su riesgo de tener síntomas depresi­vos y conducir a un diagnós­tico de depresión”, según la autora principal del estudio, Dima Qato, que enseña en la Universidad de Illinois, en Chicago.

Los investigadores halla­ron que el riesgo de depre­sión era más alto en perso­nas que tomaban más de un medicamento que tiene a la depresión entre sus posibles efectos secundarios.

“Cerca del 15% de los adul­tos que toman simultánea­mente tres o más de estos medicamentos experi­menta depresión mientras se administra los medica­mentos, en comparación con solo 5% de los que no toman medicamentos (y 7% de los que toman un medi­camento)”, dijo el estudio, según informa la AFP.

SIN ADVERTENCIA

El hecho de que las cajas o prospectos de estos medica­mentos a veces no adviertan sobre esto es problemático, según los investigadores.