Días pasados, la reconocida diseñadora Carolina Herrera fue trending topic en las redes sociales a causa de Lis Cuesta, esposa del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel. La misma desató un alboroto al llegar a una de las tiendas de la reconocida diseñadora venezolana en España, ya que no le permitieron ingresar al lugar porque no llevaba tapaboca.

Además de semejante humillación, le fue impuesta una multa de 600 euros, según medios internacionales. La noticia fue dada a conocer debido a que el abogado y bloguero cubano Ignacio Rafael Giménez García hizo público el incidente, a través de una publicación en las redes sociales.

Leé también: La belleza paraguaya que triunfa en Bulgaria

Giménez, bloguero de origen cubano, contó que durante su estancia en España durante cinco años hizo amistad con una familia cubana, cuya hija trabaja en una tienda CH ubicada en la calle Serrano del País Vasco.

“La hija de mis amigos salió de la isla siendo muy chica y creo que no sabe ni quién es Canel, menos aún conocía a Lis Cuesta”, manifestó. De acuerdo con el relato de la hija de sus amigos, Lis Cuesta se disponía a entrar al local junto con otras dos mujeres cuando el guardia de seguridad se los impidió.

Ante esto, la primera dama de Cuba comenzó a gritar y dijo que iba a quejarse con el mismísimo Rey de España. “Ninguna de las tres llevaba tapabocas (…). Se marcharon sin entrar y con una sanción cada una de 600 euros”, señaló Giménez García.

Por otro lado, el abogado dijo que le creía a la hija de sus amigos, sin embargo, le pareció extraño que Lis Cuesta hubiera podido viajar a España en medio de la pandemia del coronavirus.

Interesante: ¿Qué pasa cuando tu cuerpo deja de hacer ejercicio?

A raíz de esto decidió contactar con un amigo responsable del tráfico aéreo en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, quien le confirmó que la primera dama cubana se embarcó en primera clase en un vuelo que el gobierno español habilitó para la repatriación de nacionales varados en la isla.

Dejanos tu comentario