Está comprobado que salir al exterior y conectar con la naturaleza aumenta el bienestar y previene enfermedades, por eso durante esta etapa de la vida es fundamental seguir disfrutando al aire libre. Aquí algunas ideas para mantenerse mental y físicamente activos.

Una idea errada es que los adultos mayores ya solo deben quedarse en la casa a descansar, por el contrario, las ventajas de salir a disfrutar del exterior son varias, y una de las principales es que mejora su calidad de vida.

Respirar aire puro, conectar con la naturaleza y realizar actividades motivadoras son un medio para que las personas de edad avanzada se sientan revitalizadas y vivan a plenitud su día a día. Esto además les permite mejorar su nivel físico y fortalecer la salud mental.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Incluso está científicamente comprobado que la actividad física y cognitiva promueve un envejecimiento saludable, lo que implica un bienestar integral e independencia motriz. Estos son algunos de los beneficios:

Relaciones interpersonales: el conectar con el exterior permite a la persona crear lazos sociales y afectivos que les hace sentirse todavía más viva. Las relaciones interpersonales generan distracción y vitalidad, por eso hay que evitar que se queden aislados.

Bienestar emocional: estudios constatan la conexión de la naturaleza y el estado de ánimo cuando uno realiza actividades físicas. A nivel psicológico son muy beneficiosas especialmente si la persona se encuentra en un nivel alto de estrés o está pasando por un estado de depresión.

Vida saludable: las actividades al aire libre mejoran la salud física, especialmente la motricidad que puede verse afectada por la edad. Es así como influye en todo el organismo. Los ejercicios físicos ayudan a liberar sustancias que les impulsa a estar más activos, optimistas y alegres.

Estas son algunas ideas para ponerlas en práctica:

1. Caminata: posee múltiples beneficios, y más aún si suman su música favorita. Esto les ayudará a mantener las habilidades verbales, estimular la memoria tanto a corto como largo plazo y el aprendizaje.

2. Juegos y deporte: pueden ayudar a mantener y mejorar ciertas funciones como la planificación, organización, manejo del tiempo, metacognición y otras. Algunos ejemplos que pueden realizar son juegos de mesa, adivinar algún objeto que esté a la vista, juegos con pelota, andar en bicicleta, baile entretenido, yoga o tai chi.

3. Paseos con mascota: los animales tienen un rol fundamental muchas veces en la vida de las personas mayores, hace que se encuentren acompañados y mejora la autoestima, además les hacen sentir útiles y responsables.

4. Jardinería: la naturaleza siempre ayuda a que la mentalidad sea abierta y una persona esté más feliz. Esta actividad ayuda a los mayores a sentirse realizados, mientras están en contacto con la naturaleza.

5. Ejercicios: pueden hacer muchos ejercicios, siempre y cuando no se supere el nivel físico de la persona. Hay plazas que tienen máquinas de ejercicios, estas pueden ser utilizadas con un calentamiento previo para evitar lesiones.

Dejanos tu comentario