Más de 100 jubilados del Instituto de Previsión Social (IPS) solicitaron a Horacio Cartes, como presidente de la Asociación Nacional Republi­cana (ANR), asistir y ayudar a los pensionados a recuperar sus derechos pisoteados en el Centro Residencial Especia­lizado de Atención y Apoyo a los Adultos Mayores (Cream).

“Los más de 100 jubilados fuimos parte de un privile­giado grupo, favorecidos por un programa especial y con alto contenido humanita­rio que se creó cuando usted era presidente del Paraguay. Señor Cartes, ahora que usted volvió con una con­tundente fuerza política lide­rando la ANR, confiamos y le pedimos que nos ayude a recuperar nuestra casa, el Cream de San Bernardino”, expresa parte del pedido.

El programa reivindicado por los jubilados consistió en dar atención merecida a gente de la tercera edad, habilitando una residencia en San Ber­nardino en un moderno edi­ficio inaugurado en el 2017. Se buscaba brindar una com­pleta atención médica, psi­cológica, física y de recrea­ción a los jubilados, pero en el gobierno posterior se cerró el edificio, durante el período de la pandemia del covid-19.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“A los que pisotearon nues­tros derechos en el Cream, le mandamos un pode­roso mensaje no solamente humano, sino también polí­tico; los de la tercera edad no hemos perdido nuestro dere­cho al voto, somos 60 mil jubi­lados en el IPS y detrás tam­bién están nuestras familias”, se aseveró al final de la nota, remarcando el anhelado regreso al centro inhabili­tado, recordando cada una de sus contribuciones al sec­tor jubilado.

El centro residencial contaba con toda la infraestructura y actividades para brindar lo mejor a los adultos mayo­res, con una atención diferen­ciada. Desde clases de baile, sala de rehabilitación, sala de recreación, sala de lec­tura, entre otras áreas más, el edificio constituía una res­puesta directa a la contención de los jubilados, otorgando al sector un nuevo espacio en el cual podían continuar rea­lizando actividades diarias con un alto nivel de benefi­cios sociales y para su salud.

Dejanos tu comentario