El fiscal del Ambiente Jalil Rachid señaló que hace un mes presentó el pedido de desalojo, así como la detención de personas desconocidas que se rehúsen a abandonar las tierras de la estancia Pindó, propiedad de la Agroganadera Pindó SA, ubicada en Curuguaty, departamento de Canindeyú.

La disposición del representante del Ministerio Público fue notificada a la Policía Nacional, con notas enviadas a la Comandancia y al Ministerio del Interior. Sin embargo, no hay respuesta de las autoridades policiales.

“Todavía está pendiente, yo hace más de un mes que pedí el desalojo del lugar, y hasta hoy en día no tengo respuesta de la Policía Nacional. No tengo ninguna respuesta, nadie se comunicó conmigo, nadie me avisó nada de nada”, dijo Rachid.

Cabe señalar, además, que está en curso el juicio oral y público contra 4 mujeres acusadas de liderar la invasión de la mencionada propiedad privada.

Al respecto, el fiscal Rachid aclaró que el pedido de desalojo lo realizó independientemente al proceso judicial en curso, y que no depende del fallo del tribunal para que la Policía Nacional intervenga y actúe desalojando a los ocupantes ilegales.

“Esto es independiente al juicio oral. Como fiscal encargado en el tema de la invasión ilegal de la estancia Pindó, a mi cargo está hacer el pedido de aprehensión de personas extrañas al inmueble. Ahora la parte operativa ya es exclusiva competencia de la Policía Nacional, que hasta la fecha no tengo retorno respecto a este caso”, finalizó.

Dejanos tu comentario