El presidente Mario Abdo designó a un nuevo titular en la Dirección de Material Bélico (Dimabel). Fue luego de la des­aparición de armas del Ejér­cito, que habían sido incauta­das en procedimientos contra el crimen organizado.

Asumió al frente del ente el general de División Aldo Daniel Ozuna Recalde en reemplazo de Pedro Rubén Vallejos Denis.

La fiscala Alicia Sapriza, de la Unidad Especializada de Cri­men Organizado, había alla­nado la Dimabel en el marco de una investigación por que­brantamiento de depósito de armas. Allí se comprobó que armas incautadas en operati­vos contra el crimen organi­zado (que quedaron en poder de las Fuerzas Armadas) apa­recieron de vuelta en poder de los delincuentes, hecho con­firmado en posteriores alla­namientos realizados por el Ministerio Público.

El coronel Santiago Fretes, a cargo de la dirección de cus­todia de fusiles, había recha­zado inicialmente que exista un faltante en el depósito de la Dimabel.

Sin embargo, durante las inves­tigaciones de la Fiscalía se com­probó que los armamentos fue­ron sustraídos de la Dimabel para luego ser proveídos a ban­das criminales que operan en la frontera con Brasil.

La investigación fiscal apunta ahora a las posibles conexiones internas del Ejército, que pue­den tener relación al robo de armas y posterior venta a los criminales.

CUÁDRUPLE CRIMEN

El cuádruple crimen perpe­trado el pasado sábado en la localidad de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, en el que fue ase­sinada la hija del gobernador liberal Ronald Acevedo, fue concretado con las armas de la Dimabel.

Al respecto, desde balística revelaron que un total de 17 de los proyectiles utilizados pertenecen a dicha institu­ción y cuentan con el sello de la IM PY (Industria Mili­tar Paraguaya), que aparen­temente estaría encargada de la manufacturación de dichos proyectiles.

El agente fiscal Marcelo Pecci, quien fue designado para la investigación del caso, fue hasta el sitio y recibió de manera pre­liminar la información, con­firmando que efectivamente parte de los 100 proyectiles que dispararon ese día los sicarios contratados para matar a quien se cree fue el objetivo principal, Osmar “Bebeto” Vicente Álva­rez Grance, salió de la Dimabel o algún integrante de las Fuer­zas Armadas facilitó al crimen organizado.

Dejanos tu comentario