En una publicación de ayer domingo en redes sociales, el Ministerio Público informó que el enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el EPP fue producto de un trabajo de inteligen­cia, denominado Operativo Tormenta, que se realiza con relación a los secuestros del ex vicepresidente de la Repú­blica Óscar Denis, el subofi­cial de la Policía Nacional Edelio Morínigo y el ganadero Félix Urbieta. En el lugar se encontraron fusiles AK-47 y M4, escopetas y mochilas.

Lucio Silva, de 62 años, es con­siderado por la fiscala gene­ral de Estado, Sandra Quiñó­nez, como “un gran estratega y muy necesario dentro de la estructura de la banda crimi­nal, de ahí para que la gente dimensione su importancia dentro del grupo”.

“Esto es un trabajo muy impor­tante porque Lucio Silva no es cualquiera dentro de la orga­nización, por más que puedan decir que él era una persona que ya tiene su edad, que usaba bastón, Lucio Silva fue for­mado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile. Silva ya pertenecía a la banda que intentó asaltar un banco de Choré en 1997 con Carmen Villalba y Alcides Oviedo Brí­tez, otros miembros funda­dores del EPP”, describió. Tanto Villalba como Oviedo se encuentran actualmente en prisión.

El incidente se produjo a 29 kilómetros del lugar de un enfrentamiento en setiem­bre pasado cuando dos niñas de 11 años, hijas de dos pro­minentes miembros del grupo criminal, murieron en un enfrentamiento con el Ejército que atacó uno de sus campamentos.

El EPP es una escisión del partido político izquier­dista Patria Libre, que participó en comicios hace 20 años. Se le adjudica más de medio centenar de ase­sinatos, entre ellos poli­cías y militares, así como más de una decena de secuestros.

Dejanos tu comentario

5H

¿Qué medida se debe tomar ante la gran cantidad de personas que retornan de sus vacaciones en el extranjero?

Click para votar