Conocido también por “Ale­jandro”, “Tuja” y también “Arturo”, Lucio Silva (61 años) contaba con 9 órdenes de cap­tura por homicidio doloso, secuestro y otros, privación ilegítima de libertad, asocia­ción terrorista, coacción grave, tentativa de homicidio y robo frustrado.

Es uno de los fundadores del EPP, con una militancia de 19 años, integrante de la Banda de Choré. Tuvo activa parti­cipación en todos los eventos vinculados al grupo armado. Tiene dos hijos que hacen parte de la estructura armada (Jorgelina y Samuel), además un tercer hijo (Claudelino) que fue neutralizado en el desarro­llo de operaciones militares por la FTC durante el secues­tro de Arlan Fick el 2 de abril del 2014.

Se unió al EPP alrededor del 2013, con 54 años. Formó parte de la Banda de Choré, que en 1997 intentó –por medio de un túnel– robar el BNF, ocasión en que fueron detenidos Carmen Villalba y Alcides Oviedo.

El 3 de agosto del 2016 tres des­conocidos atacaron el domici­lio de Elisa Ecolástica Cáceres de Silva, su ex pareja, intenta­ron quemar la vivienda de la mujer en la que se encontraban el padre de la misma identifi­cado como Felipe Nery Cáce­res, su madre Matilde Franco de Cáceres y una menor de edad. En el lugar, los atacan­tes dejaron tres notas con la frase “Fuera Silva Cáceres. Fuera EPP”.

Ya en uno de los últimos enfrentamientos entre los criminales y la FTC ocu­rrido en los primeros días de setiembre de este año, entre las evidencias halladas en el lugar de los hechos se encon­tró un bastón que pertenece­ría a Silva, lo que hizo supo­ner que el hombre estuvo en el lugar al momento del ataque, pero logró huir. También se lo relaciona con el secuestro de María Edith Bordón, pero fue liberado porque la víctima no logró identificarlo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar