El actual presidente del Partido Liberal Radi­cal Auténtico, Efraín Alegre, cada vez se está que­dando más solo, ya que su pos­tura intransigente e intole­rante ha hecho que todos los intendentes y gobernadores liberales, así como los princi­pales líderes de los diferentes movimientos internos par­tidarios hoy se alejen de él. De un tiempo a esta parte, se ve cómo el titular del PLRA ha perseguido, denunciado ante el Ministerio Público, suspendido o marginado a varios importantes referen­tes liberales.

Recientemente se vio cómo aquellos líderes partidarios que no comparte su postura de rechazo al desdoblamiento de las elecciones están siendo denunciados o perseguidos por Efraín Alegre, quien olvidó que en el pasado fue candidato en unas eleccio­nes desdobladas.

Al respecto, el senador Fer­nando Silva Facetti, en comu­nicación con La Nación, señaló que hoy no solo son los llanistas los que están en su contra, sino la mayoría de la dirigencia se aleja por su actitud intolerante que no permite una voz disidente a la suya.

“Cualquier persona que hoy disienta con lo que Efraín ordena es considerado un enemigo y por lo tanto debe ser perseguido, ya sea la sus­pensión como afiliado, la expulsión de autoridades partidarias, hasta casos más graves, como denuncias ante la Fiscalía, a jóvenes prome­sas como fue el caso del inten­dente de Caaguazú”, expresó el legislador.

En ese sentido, indicó que la forma de pensar de Efraín Alegre es alentada por sus acólitos asesores, Stiben Patrón, Efraín Alegre Jr., Luis A. Wagner, quienes promue­ven actitudes de intolerancia hacia los propios correligio­narios.

“Absolutamente cero posi­bilidad de disenso con lo que diga el líder, con una política de pretender imponer, ame­nazar, sancionar, y dejar de lado a todos los que piensan distinto. Cualquier indicio de requerir transparencia admi­nistrativa, preguntar qué pasó con los 20 mil millones de guaraníes que se gastaron en combustible y asesorías en año no electoral, puede ser considerado una gran ame­naza, por tanto debe ser des­truido”, sostuvo.

El senador Silva Facetti lamentó que el Partido Libe­ral hoy tenga más sesgo de fas­cismo que de liberalismo, y es una línea impuesta en la nucleación desde un tiempo atrás, y que cada día que pasa va empeorando dentro de su análisis oscuro, tomando decisiones dentro de cuatro paredes, con un grupo de per­sonas que carece de la repre­sentación partidaria.

Obsesionado por ocupar el Palacio de López

Efraín Alegre era conside­rado en sus inicios como un defensor de las libertades, tolerante, pero su obsesión por llegar a la Presidencia de la República –perdió en dos elecciones consecutivas– le ha llevado a tomar esta acti­tud intransigente.

“Cualquier persona que con­sidere que él no debe ser más el candidato, y que analice la posibilidad de construir un consenso, con oportunidad a todos de competir libre­mente, es considerado un ene­migo”, expresó Silva Facetti.

Dejanos tu comentario

6H

Ante el relajamiento ciudadano autoridades sanitarias analizan restricciones para las fiestas de fin de año. ¿Sería acertada la decisión?

Click para votar