Familiares del joven enfer­mero Bernardo Gómez Candado, desaparecido en mayo del 2019 en la zona de influencia del grupo cri­minal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pidieron que también se investigue su paradero. El hermano de Bernardo, Cristóbal Gómez, dijo que las autoridades abandonaron el caso.

“Ya hace un año cuatro meses que él desapare­ció y hasta el momento no tenemos noticias. Estamos abandonados por las autori­dades, hasta este momento ya no se acercaron a noso­tros, ni para hablar ni para saber cómo quedó el caso”, denunció.

Bernardo Gómez desapare­ció en zona del EPP, en Azo­te’y, en la localidad Zanja Morotí, departamento de Concepción, el 10 de mayo del 2019. Fue visto por última vez cuando ingresaba al predio de la estancia La Gringa para cazar animales en compañía de su tío.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar