• Por Felipe Goroso S.

La conferencia de prensa convocada por el embajador de los Estados Unidos en Para­guay para anunciar sanciones económicas tanto al ex presi­dente de la República y actual presidente de la Asociación Nacional Republicana, Hora­cio Cartes, como al vicepresi­dente de la República, Hugo Velázquez, es un paso más de una operación elaborada y pensada en Paraguay.

La operación tiene como objetivo, cada vez más evidente y desembozado, sacar del poder al Partido Colorado en noventa días más, el 30 de abril, día de las elecciones generales. Hay ciertos indicios que llevan a suponer que hay colorados participando activamente de esta opera­ción, dispuestos a entregar hasta a su propia madre con tal de salvarse a ellos mismos. No son muchos, son menos de la cantidad de dedos que tiene una mano. Además, trabajan con opositores.

La movida no es nueva, hay que decirlo. Varios pasos se dieron en el transcurso de la campaña de las internas antes de diciembre y los resultados han sido inver­samente a los esperados. La victoria de los candida­tos del movimiento Honor Colorado, tanto en la chapa presidencial como para la presidencia del partido, se dieron sin discusión y con márgenes dentro de lo que indicaban las encues­tas previas. Los anuncios, designaciones, el aparato mediático y algunos políti­cos haciendo coro no con­siguieron el objetivo: evitar el triunfo de quienes final­mente se alzaron con la vic­toria. Y no por ser menos importante, de hecho tanto lo de las internas como lo sucedido son cuestiones de relevancia. La sutileza está en que está demostrado que no hacen parte del día a día de la gente.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Ahora vayamos a lo que tiene que ver con el uni­verso de la política. En su momento, durante las internas, la operación tuvo dos consecuencias, solidifi­car el voto para los candida­tos de HC y sumar al que, aunque ciertamente redu­cido segmento de indecisos, a volcarse por el atacado. Lo mismo es altamente pro­bable que suceda con esta nueva etapa. De hecho, ya se vio la reacción ape­nas se daba ayer de tarde el anuncio, cómo los colo­rados reaccionan en blo­que. Pocas cosas son más útiles para conseguir uni­ficar la acción y línea de pensamiento de la diri­gencia colorada que el sen­tirse atacados. La historia lo demuestra, no lo está diciendo uno.

Tampoco garantiza y tam­bién se está evidenciando que no se ve esa misma uni­dad ni capacidad de movi­lizar a la oposición en una misma dirección. Cuestio­nes como estas, pocas veces se dicen y mucho menos se escriben, por eso adquiere relevancia Contextos como este. Porque nos ayudan a enmarcar la discusión y sobre todo bajarla a la rea­lidad del electorado y sus intereses. Estas medidas no hacen al día de día de la gente, y por lo tanto, no han resultado en un impacto electoral de relevancia.

Pocas cosas son más útiles para conseguir unificar la acción y línea de pensamiento de la dirigencia colorada que el sentirse atacados. La historia lo demuestra, no lo está diciendo uno.

Hay ciertos indicios que llevan a suponer que hay colorados participando activamente de esta operación, dispuestos a entregar hasta a su propia madre con tal de salvarse a ellos mismos.

Dejanos tu comentario