El presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Carvallo, indicó que los bonos del tesoro son instrumentos muy valiosos para diversificar una cartera de inversiones de un fondo jubilatorio. Señaló que otorgan racionalidad y permiten maduración en términos de plazo a las inversiones realizadas teniendo en cuenta el tiempo de jubilación.

En comunicación con Gen/Nación Media, el titular de la banca matriz habló acerca del proyecto de Ley que crea la Superintendencia de Bancos impulsada por el Gobierno del Paraguay y afirmó que estos instrumentos se ven en las carteras de inversión de los fondos jubilatorios en varios países del mundo, debido a las ventajas en términos de plazo que otorgan.

Afirmó que están vinculados a los fondos de pensiones de forma natural y racional; primeramente, por el calce en la temporalidad, es decir, por el plazo en el pago de los títulos y en que una persona llega a jubilarse y, segundo, por la restauración de dicho fondo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Yo creo que hay que mirarlo como un instrumento de inversión que ayuda a diversificar la cartera, tampoco les vamos a pedir a un fondo jubilatorio que invierta todos su recursos, eso no sería razonable, pero si de alguna manera es un esquema de diversificación del portafolio. El bono del Tesoro es un instrumento muy valioso en términos de la diversificación de ese portafolio y en términos de la maduración que le puede dar a esas inversiones en términos de plazo”, recalcó.

Te puede interesar: Superintendencia de pensiones permitirá un control mucho más estricto, señalan

Aseguró que de no contar con este instrumento, el fondo de pensiones seguiría realizando las mismas inversiones en bancos a corto plazo, prestando a individuos con un alto nivel de riesgo o en el sector privado, dejando a los fondos atados a la performance de la empresa. “Eso tiene un riesgo que no es irrelevante. En cambio, el bono del Tesoro es un instrumento más seguro por su propia naturaleza”, consideró.

Pese a la deuda histórica que tiene el Estado con el Instituto de Previsional Social (IPS), específicamente con los fondos, consideró que con los bonos del Tesoro no existen riesgos debido a que el Estado deberá pagarlo para no entrar en default, hecho que tiene consecuencias nefastas no sólo a nivel local, sino también internacional.

“Yo creo que privar a la caja de la posibilidad de invertir en el instrumento más seguro, más largo y que otorga las tres características de las inversiones que son liquidez, seguridad y rentabilidad no es una decisión racional”, dijo.

Remarcó que la ley planteada no obliga al administrador de la caja a invertir en un instrumento sino más bien le otorga opciones seguras de inversión que finalmente dependerá de las autoridades del fondo. La discusión sobre el préstamos al Estado nace de una interpretación de la carta orgánica del IPS que prohíbe dicha actividad, que para Carvallo resulta razonable si se habla de financiar el déficit fiscal mientras que aclara que un bono del Tesoro es totalmente diferente, debido a que cumple con medidas de seguridad, liquidez y rentabilidad.

Leé más: ARP destaca rol del campo y postura de Peña en COP 28

Dejanos tu comentario