El senador Derlis Maidana manifestó que el relacionamiento entre los integrantes del movimiento Honor Colorado es óptimo ante las intrigas generadas desde el sector opositor y medios de comunicación contrarios al Gobierno sobre el futuro surgimiento de un frente peñista. Aseguró que desde el oficialismo son conscientes de que las versiones forman parte de un juego político para generar rupturas.

Desde Honor Colorado nosotros entendemos que esto es un juego político para intentar confundir al electorado, a la ciudadanía y sobre todas las cosas a los militantes de Honor Colorado. Sabemos que el presidente Peña es un gran jugador de equipo y que él no tiene la mínima intención de armar su equipo político y mucho menos confrontar con el expresidente Horacio Cartes”, indicó en comunicación con el diario La Nación/Nación Media.

El congresista dijo que el mandatario se encuentra fuertemente abocado a sus actividades y al cumplimiento de sus promesas electorales. “Peña recibió un Estado con muchas deudas, con procesos licitatorios amañados, se tuvo un carnaval con los bienes públicos y una falta de institucionalidad total. No tiene ninguna intención de formar un bloque peñista, las relaciones dentro del movimiento Honor Colorado son óptimas”, sostuvo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Sectores de la Concertación presentaron inconsistencias en rendición de cuentas

Maidana siguió sosteniendo que “simplemente sectores políticos y mediáticos están interesados en que haya una ruptura entre Peña y Cartes, buscan instalar estas intrigas. Nosotros que estamos en el día a día sabemos lo que pasa”.

No se colisionará las funciones del vicepresidente

El senador se refirió a las publicaciones periodísticas sobre la existencia de supuestos roces entre Peña y el segundo del Poder Ejecutivo, Pedro Alliana, ante la decisión del mandatario de otorgar mayores funciones vía decreto a la jefa de Gabinete de la Presidencia, Lea Giménez.

“En la Constitución Nacional está claro cuáles son las funciones del presidente, su vicepresidente y otras autoridades, por la pirámide de Kelsen, un decreto no puede cambiar el sentido de las atribuciones. El vicepresidente es una persona por elección popular, mientras que la jefatura de gabinete es por elección unilateral y administrativa del presidente de la República, en ese marco se le otorga algunas funciones naturales a la ministra Lea Giménez, como por ejemplo que la asesoría jurídica, política y otras dependencias del Ejecutivo se encuentren a su cargo”, expresó.

Las publicaciones refieren que supuestamente algunos referentes del movimiento Honor Colorado interpretan que la medida recorta atribuciones al vicepresidente. “No se entrará a colisionar con el rol constitucional del vicepresidente. Giménez administrará la casa de gobierno, el relacionamiento con los demás ministros”, remarcó.

Te puede interesar: Jefe de prensa del CIRD renuncia tras amedrentar a periodista

Dejanos tu comentario