El presidente de la República, Santiago Peña, se refirió al conflicto en la hidrovía Paraguay-Paraná. Señaló que los países tienen derecho a tener visiones y opiniones diferentes, y se puede ejecutar esto dentro de los ámbitos donde la ley lo permite. Remarcó que el tratado establece la forma de disipar las diferencias; si no hay acuerdo en la comisión se eleva a una reunión de cancilleres, y si ahí no se llega a un consenso entonces se lleva a un arbitraje.

“El conflicto no es entre Paraguay y la Argentina, el conflicto es entre la Argentina y el tratado, porque la Argentina plantea ahora algo diferente a lo que establece el tratado donde Paraguay, Brasil, Uruguay y Bolivia entendemos que el tratado dice que cualquier tipo de cobro tiene que hacerse en consenso entre los 5 países y no de manera unilateral”, enfatizó.

Lea además: Comicios de abogados: Justicia Electoral iniciará desde el lunes simulacros del TREP

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Mencionó que Paraguay tiene soberanía para hacer todo aquello que la Constitución Nacional, y las leyes paraguayas le permitan. “Paraguay no puede hacer cosas que un tratado internacional que rige y que Paraguay es signatario, le dice que no puede hacer. Eso es lo que está ocurriendo hoy con la hidrovía. Ese tratado lo firmaron 5 países, Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay y eso rige por encima de las leyes”, mencionó.

Remarcó que lastimosamente hasta ahora no se ha llegado a un consenso, por lo que ahora que Brasil ejerce la presidencia del bloque le corresponde hacer el llamado a nivel de cancilleres, ya que a nivel técnico no se llega a un consenso. “Insisto, los países tenemos derecho a pensar diferente y tener propias opiniones, y cuando hay divergencia ya sea por hidrovía o a nivel Mercosur, o cualquier otro ámbito multilateral, tenemos que encontrar los mecanismos legales y civilizados para resolver esas diferencias”, acotó.

Designación de embajador

El jefe de Estado indicó que se tiene un enorme desafío respecto a la representación diplomática a nivel mundial. Indicó que si bien lo de la Argentina es una preocupación, no considera, que el conflicto con el vecino país pase por tener presencia de un embajador. “Nosotros tenemos una excelente representación en la Comisión de Hidrovía, que lo estamos trabajando, y personalmente lo estoy monitoreando”, enfatizó.

Peña señaló que a nivel del Ministerio de Relaciones exteriores se tiene dos grandes problemas, por una parte, que el anterior gobierno hizo grandes movidas días o semanas antes de salir y eso generó costos en la cancillería que dejó atados de pies y manos. “El otro problema es que como política de Estado planteamos al Congreso eliminar las tasas consulares, porque entendemos que es inaceptable que Paraguay sea uno de los dos países del mundo que siga cobrando tasas consulares, generando costos al comercio encareciendo los productos importados y exportados”, explicó.

Lea también: Mora legislativa: Senado convocado a sesión extraordinaria para el lunes

Dejanos tu comentario