Los senadores de la bancada de Honor Colorado, Lizarella Valiente, Basilio Núñez, Juan Carlos Galaverna y Natalicio Chase, instalaron una mesa de trabajo para analizar la reducción del costo del combustible, y la incidencia sobre el costo del pasaje del transporte público. La mesa de trabajo incluye a las autoridades nacionales y empresarios del sector privado. Lo que se resaltó de esta reunión es que una vez más, se evidenció la desidia del gobierno anterior que dejó una deuda de aproximadamente USD 16 millones hacia el sector privado.

Al término de la reunión, la senadora Valiente enfatizó que la voluntad política prioritaria es ordenar estas cuestiones que hacen a la deuda, para que efectivamente se pueda dar una reducción en el costo del pasaje, beneficiando así al usuario del transporte público tras la baja del precio del combustible. Mencionó que el costo del pasaje consta de dos componentes, un 50% de subsidio del pasaje de los usuarios y el restante paga el usuario, pero la ciudadanía no siente ese subsidio.

Le puede interesar: Se está haciendo malabares para tratar de cerrar el PGN, expresó Peña

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Primero tenemos que poner orden, pagar los platos rotos, como se dice. Esta fue una primera reunión y posteriormente haremos una reunión técnica para eventualmente llevar en práctica lo que estamos sugiriendo con toda la bancada, que el subsidio llegue directamente a los usuarios”, indicó.

Cinco meses de atraso

En tanto, el presidente de la Dirección Nacional de Transporte (Dinatram), César Ruiz Díaz, sostuvo que es una decisión política y no empresarial, la decisión de donde va impactar esa tendencia a la baja. Indicó que lo que hoy se le cobra al pasajero es el flujo de caja, que permite seguir operativa de manera diaria. Sostuvo que si se les resta ese flujo, se transforma en subsidio. Pero al respecto, confirmó que durante los 5 últimos años, fue ineficaz ese subsidio.

“Fueron 5 años de incapacidad total y absoluta en el manejo de la cosa pública, y una falta de respeto total hacia el interés general de la Nación que son los pasajeros y a los cuales nadie respetó. Ese subsidio, hoy tiene un atraso de 5 meses. Unos 115 a 120 millones más o menos y representa lo que es el 50% de la tarifa del pasaje. Entonces, la gravedad es que significa que el Gobierno se queda con el 50% de mi recaudación en los últimos 5 meses, y no me permite levantar los buses, comprar nuevos buses, aumentar los buses en las calles. Pero sí generó el quiebre de 15 empresas de transporte”, confirmó.

Próxima reunión

A su turno, el líder de bancada, Basilio Núñez, confirmó igualmente que la próxima semana se llevará adelante una reunión en la cual estarán invitando a la jefa de Gabinete, Lea Giménez, así como la ministra de Obras Públicas, Claudia Centurión, además los representantes del gremio de transportes, a fin de buscar el mecanismo para disminuir el pasaje de los no subsidiados, los de corta, mediana y larga distancia. Porque al no recibir el subsidio, la reducción del pasaje debería ser de forma automática pero no se está dando hasta el momento. Dado que ya se redujo el costo del combustible la semana pasada.

“Estos 5 años estuvieron abandonados el sector transporte, así como los usuarios y ahora queremos retomar esto. En los años anteriores hubo un cambio en la flota de transporte y el billetaje electrónico igualmente debe llegar al interior del país, para poder controlar”, acotó.

Siga informado con: Presidente de Diputados se reunió con el papa Francisco

Dejanos tu comentario