Para dirigentes partidarios, la profunda crisis atravesada en el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) se vincula directamente con la falta de diálogo y liderazgo del propio presidente y excandidato presidencial, Efraín Alegre, teniendo en cuenta que fue el principal líder que condujo a la nucleación política a su derrota más grande. “Hoy en día ya no somos opción. El partido ya no está en condiciones de encabezar una chapa”, lamentó Fernando Negrete, intendente liberal de Ypacaraí.

Por ello, la Coordinadora de Intendentes Liberales reunió el sábado pasado, en Caacupé, a 41 jefes comunales de todo el país, quienes coincidieron en la urgencia de que Efraín Alegre “dé un paso al costado” como presidente del partido, de acuerdo al comunicado emitido por dicho gremio, apuntando a la necesaria reestructuración del mismo.

Para nosotros la crisis tocó fondo y llegó al electorado inclusive, porque se vio que un importante porcentaje votó al candidato colorado. En todo este tiempo en que estuvimos trabajando en política, se observa además cómo perdemos espacios por la falta de diálogo”, manifestó el intendente ypacaraiense para el programa “Cara o cruz” de Unicanal.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Intendentes analizan situación del PLRA e insisten en que Efraín dé un paso al costado

El jefe comunal de Ypacaraí enfatizó que, como gremio, los intendentes liberales de todo el país toman una postura determinante para sugerir algún tipo de cambio, teniendo en cuenta la situación vivida por el sector liberal, no únicamente por los dirigentes partidarios.

“La situación y la crisis que estamos atravesando, lo cual nos derivó a una catastrófica derrota, va mucho más allá de los problemas internos del partido entre dos grupos antagónicos como el llanismo y el efrainismo. Es mucho más profunda la situación por la cual atraviesa institucionalmente y en este punto me refiero al Directorio nacional, autoridades legislativas, intendentes, concejales y presidentes convencionales”, remarcó.

Negrete manifestó que el PLRA como institución, organización política y opción de gobierno se encuentra totalmente deteriorado y una de las muestras más lamentables de ello es que no se pueda observar a los dirigentes del partido con una posibilidad de liderar a la oposición en otra elección presidencial.

Lea también: Efraín atornillado al PLRA: “Si yo fuese él, ya hubiera renunciado”, dice Nakayama

Dejanos tu comentario