El titular de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Julio Fernández, comentó que se comprometió a dialogar con el presidente de la República, Mario Abdo, con el objetivo de presentarle una propuesta cuyo objetivo sería reducir el ingreso al país de productos de contrabando. El planteamiento hace referencia a liberar la importación de productos, a excepción de los cárnicos y frutihortícolas, y aseguró que con dicha medida aumentará la recaudación de la institución y se disminuirán los precios.

En conversación con la 780 AM, el titular de Aduanas explicó que este planteamiento surgió de una reunión que tuvo con cinco empresarios “formales y serios”, que le sugirieron liberar la importación para desmotivar el contrabando.

“Un representante de una marca acá te vende a 200% más caro que en la frontera, está teniendo altísima rentabilidad, entonces si se libera, más personas van a importar sin que tengan un permiso especial o un representante y se le aplica el 10% de IVA”, detalló.

Fernández reconoció que esta propuesta puede molestar principalmente a los representantes de marcas, quienes actualmente cuentan con un permiso especial de importación y pagan un tributo de baja presión para la importación de productos de origen Mercosur.

“Yo creo que es posible aplicar, los representantes de marcas van a estar muy molestos, pero uno pasa la frontera y está entre un 70 y 80% más barato, esa es una salida, se va a recaudar más y la población va a tener un poder adquisitivo mayor en un periodo de inflación muy alta”, aseguró.

Lea también: El presidente de Diputados insiste en que las internas se deben realizar de manera simultánea

Así también, mencionó que la cuestión del contrabando es un tema muy complicado, dado que hay demasiada gente vinculada y responsabilizó a la sociedad por este tema, dado que, según mencionó, “no tienen ningún tipo de reparo para comprar productos de contrabando”. Puntualizó que en una encuesta realizada en Encarnación, Itapúa, se consultó sobre quiénes comprarían combustible de contrabando, y que nueve de diez encuestados respondió que lo haría porque los precios son más bajos.

Afirmó que es difícil combatir al contrabando, sobre todo porque en los países vecinos, especialmente en Argentina, existen precios muy bajos con los que es difícil competir. Además reconoció que hay complicidad de funcionarios con los contrabandistas y que esto es un factor importante. Días atrás se difundieron en el Congreso videos en los que se constató un esquema mediante el cual funcionarios de Aduanas y militares negociaban con otras personas de modo de dejar pasar las mercaderías de contrabando.

Le puede interesar: Bancada del Frente Guasú decide asistir a reunión con ministros del TSJE

Dejanos tu comentario