El juez de Garantías especializado en Delitos Económicos Humberto Otazú, encargado del proceso penal por lesión de confianza contra Hugo Javier González, admitió la imputación contra el exgobernador del departamento Central. Del mismo modo, el citado magistrado fijó a partir del viernes 7 de octubre la realización de la audiencia de imposición de medidas para el extitular de la administración centralina.

Este nuevo proceso es por el supuesto desvío de una suma que ronda los G. 24.000 millones de la gobernación de Central. De acuerdo al acta de imputación, entre los meses de marzo de 2019 y diciembre de 2020 Hugo Javier González, a través de 51 resoluciones, habría autorizado indebidamente las transferencias de recursos, en concepto de aportes, presuntamente con el objetivo de financiar los gastos administrativos y misionales de los proyectos que fueron presentados ante la gobernación.

Nota relacionada: Imputan por segunda vez a Hugo Javier por lesión de confianza y otros delitos

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Sobre el caso

El gobernador del departamento Central fue imputado por lesión de confianza, declaración falsa, producción de documentos no auténticos y asociación criminal por las supuestas obras fantasmas de la administración a su cargo.

En este caso también están imputados Javier Marcelo Rojas Giménez, director general de Administración y Finanzas de la gobernación; Tadeo Andrés Álvarez, presidente de la ONG Centro Integral de Apoyo Profesional (CIAP), y el tesorero de dicha fundación, Paulino de los Santos Palacios Recalde.

Lea también: Ratifican competencia del juez Humberto Otazú en el proceso penal de Hugo Javier

El gobierno departamental recibió G. 6.382 millones del fondo de la Ley de Emergencia durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia, para financiar proyectos de reactivación. Del monto asignado para la administración de Central, G. 5.105 millones fueron entregados a la fundación CIAP para la ejecución de obras viales y de mejoramiento de espacios públicos.

Sin embargo, al momento de la rendición de cuentas, presuntamente aparecieron facturas clonadas y obras fantasmas. Al respecto, se especificó que la Contraloría General de la República es la encargada de corroborar si existen o no dichas obras.

Dejanos tu comentario