El presidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban), Beltrán Macchi, criticó el desempeño de las fuerzas de seguridad en el combate a la delincuencia, argumentando que actualmente los criminales lograron apoderarse totalmente del Paraguay ante el nulo control interno y fronterizo. Al respecto, dijo que la inseguridad se intensificó durante el transcurso de estos años electorales.

“Sabemos que cuando llega fin de año se eleva el interés de los delincuentes; además, estamos en este proceso de las elecciones que tienen un condimento especial para los delincuentes. Podemos decir que hemos identificado que en la medida que entramos en los procesos eleccionarios, se recrudecen estos tipos de delitos”, afirmó.

Las declaraciones del titular del gremio financiero surgieron tras el asalto tipo comando registrado en la madrugada del miércoles en la ciudad de Pirapó, departamento de Itapúa. En la ocasión, al menos 10 personas habrían atacado la sucursal del Banco Regional y hasta el momento se desconoce la cantidad de dinero que se llevaron los malvivientes.

“Esto obliga a estar más alertas e intensificar el trabajo de cooperación que venimos haciendo con la Policía, la Fiscalía y con todas las fuerzas de seguridad. Ahora yo diría que existen dos mundos, quizás la situación económica explica un poco más la delincuencia menor, pero este tema de las bandas criminales tiene que ver con cosas que se dejan de hacer en el control de la frontera, de las cárceles, se tienen penitenciarías de alta seguridad que están terminadas y no se pueden habilitar porque no hay recursos para el equipamiento”, manifestó.

Leé también: Exdiputada cuestiona que se dejó crecer a grupo criminal en Concepción

La sucursal del Banco Regional en Itapúa atracada por una banda de criminales. Foto: Gentileza.

“No vemos un control efectivo”

Al respecto, Macchi indicó que es necesario que las autoridades se “sacudan” y comiencen a impulsar reformas y dotar de mayores recursos para el combate al sistema de seguridad. Agregó también que las autoridades encargadas del manejo del país terminaron por implementar una política de desidia al no realizar controles internos y fronterizos.

“Existen cosas que se dejaron de hacer en Paraguay para combatir la gran delincuencia, estas bandas se combaten con inteligencia, medidas preventivas y de control, debido a que una vez que te pusieron una bomba, no hay mucho que hacer. Se dejaron de hacer tareas fundamentales como el control de la frontera, el control interno, el tránsito a lo largo del país, hay zonas complicadas, no vemos que haya un control efectivo”, indicó en comunicación con la radio 650 AM.

Atacar a la corrupción

Por otra parte, el titular de la Asoban afirmó que aun en Paraguay se observa una cifra baja de delincuencia en comparación con otros países de la región, razón por la cual instó a los gobernantes a frenar el avance de las actuaciones de los criminales.

“Creo que en Paraguay aún estamos con un menor nivel de delincuencia en comparación con otros países de la región, pero no podemos perderlo. Tenemos que frenar su avance y esto se hace con las fuerzas policiales entrenadas, motivadas, expulsando a aquellos que delinquen desde las fuerzas, se tiene que reconocer que la corrupción alcanza a todos en el país. No podemos seguir teniendo estas cárceles que son escuelas de delincuencia y cuarteles en donde los delincuentes grandes planean sus actuaciones, es hora de que nos sacudamos y hagamos la tarea”, puntualizó.

Te puede interesar: Dupla Peña-Alliana garantiza gobernar con colorados para los paraguayos

Dejanos tu comentario