El médico argentino especialista de la Clínica Fleni, Sergio Perrone, indicó que el proceso de rehabilitación del expresidente de la República y senador del Frente Guasu (FG) Fernando Lugo abarcará un periodo largo y de trabajo constante tras sufrir un accidente cerebrovascu­lar de tipo isquémico. Agregó que el legislador necesitará un gran apoyo de sus familiares con el objetivo de que pueda volver a reintegrase a sus actividades cotidianas.

A través de una entrevista realizada por la TV Pública Argentina, el doctor sostuvo que “cuanto más rápido se actúe siempre es mejor, cuando se recupere la circulación, se contenga el hematoma. El proceso generalmente es largo, no es corto, hay que mantener un trabajo constante con el paciente, no solo durante la internación en la recuperación, sino después en el hogar para tratar de reintegrarlo nuevamente a la vida social”.

El profesional de blanco detalló que la evolución positiva del parlamentario de 72 años de edad se debe a que fue socorrido de manera inmediata el pasado 10 de agosto tras descompensarse en el Congreso Nacional y haber sido sacado en silla de ruedas por sus colegas y funcionarios. “Tuvo una asistencia excepcional, una recuperación progresiva”, explicó.

Lugo fue trasladado el pasado 7 de septiembre a la ciudad de Buenos Aires, Argentina, mediante un avión ambulancia para comenzar la fase de rehabilitación consistente en tres etapas prioritarias; en primer lugar se encuentra la estimulación neurológica, luego la recuperación respiratoria, teniendo en cuenta que actualmente posee una asistencia de forma intermitente, para luego culminar con la rehabilitación motora.

Leé también: Campaña de Wiens no logra despegar: poco arrastre del impuesto precandidato en Misiones

El exmandatario fue internado de forma inmediata con el diagnóstico de un ACV y luego fue sometido a una intervención quirúrgica compleja tras la detección de un sangrado en el cerebro. Días después, el senador sufrió un san­grado en la zona de la faringe que obligó a realizar una tra­queotomía para proteger las vías respiratorias.

En enero del 2012, mientras ocupaba el cargo de presidente de la República, Lugo superó un cáncer linfático detectado dos años antes y del que fue tratado en Brasil. El legislador acudió a Colombia para la asunción del presidente Gustavo Petro el domingo 7 de agosto, ocasión en que ya había presentado algunos síntomas de la enfermedad, pero que fueron ignorados por el congresista.

Te puede interesar: Se cumplen 2 años del secuestro de Óscar Denis y la desidia de un Gobierno sin respuestas

Dejanos tu comentario