En medio de un intercambio caldeado de argumentos a favor y en contra del juicio político contra la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, la Cámara de Diputados terminó aprobando primeramente un cuarto intermedio de 20 minutos, alegando que la bancada liberal debe “ponerse de acuerdo a la hora de sentar una postura”.

Primeramente se planteó tratar el estudio mañana luego de que el pleno se someta a votación para no alargar el análisis, hasta que finalmente se estableció el aplazamiento breve con el fin de determinar una decisión consensuada para el estudio del juicio político. Posteriormente, la Cámara Baja resolvió establecer un nuevo cuarto intermedio hasta mañana martes.

Lea también: Derlis Maidana: “El caso del metrobús está refutado jurídica y técnicamente”

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Recurso por falta de votos

“Esta estrategia nos esperábamos desde el primer momento en que de manera torpe y sin falta de experiencia presentaron un libro acusatorio sin tener los votos. Si uno se remonta a la historia de la Cámara, este tipo de situaciones nunca ocurrió”, señaló el diputado colorado Walter Harms sobre el nuevo aplazamiento del estudio de juicio político.

De este modo, para el parlamentario se busca prolongar el estudio hasta torcer las voluntades de algunos colegas. Con respecto al cuarto intermedio de 20 minutos declarado anteriormente, alegó que propusieron los liberales porque ya empiezan a cansarse del circo montado por la alianza oficialista-opositora.

“Ellos se están cansando y la ciudadanía también está harta de esto, que ni siquiera pasa por una cuestión jurídica y cualquiera que entienda la cuestión se dará cuenta de que solo se busca contar con los votos suficientes para aprobar el juicio político”, declaró Harms.

No te pierdas: Caso del Metrobús se responsabiliza a Sandra Quiñónez sin base jurídica, afirmó Rocío Abed

Del mismo modo, añadió que en algún momento los parlamentarios deben darse cuenta que el estudio del juicio político debe acabar y llevarse a votación, pase lo que pase. “Ellos no quieren reconocer la derrota. Trajeron a tambor batiente un juicio político, sin tener los votos suficientes y antes de presentarlo al pleno ya había disidencia entre ellos. Están en un callejón sin salida, en el que les cuesta reconocer que no serán capaces de ganar esta pulseada”, declaró.

Mientras tanto, a decir de Harms, desde el sector oficialista-opositor buscan únicamente ganar tiempo para cambiar, a través de negociaciones o amenazas, la voluntad de determinados colegas. “Si esto fuese un partido de tenis, creo que estamos 5 a 0 en el primer set”, ironizó Harms, haciendo referencia a la quinta sesión que se desarrollará en torno al tratamiento del juicio político.

Finalizó declarando que para la sesión del martes no cambiará nada porque esto consiste en una cuestión numérica, teniendo en cuenta los votos. Agregó que seguirá de manera indeterminada las declaraciones de cuarto intermedio, antes de que la alianza oficialista-opositora reconozca que perdió.

Lea más: Euclides Acevedo podría ser la dupla de Hugo Fleitas, afirma dirigente liberal

Sobre la sesión extraordinaria

Toda la jornada en la que se estudió, por cuarta vez, el pedido de juicio político a la titular del Ministerio Público, se centró de manera exclusiva en el caso metrobús. Al respecto, desde la bancada de Honor Colorado argumentaron que el estudio reiterado de ese punto resulta inconstitucional porque ya se había tratado en anteriores pedidos de juicio político a la fiscal general.

Ningún otro punto del libelo acusatorio fue abordado, haciendo que la sesión se haga interminable y los debates no lleguen a ningún punto en específico. Desde la alianza opositora oficialista alegan mal desempeño en las funciones de Sandra Quiñónez, cuando la misma cuenta con un reconocimiento a nivel internacional, avalado por el propio gobierno de EEUU por su exitosa gestión en la lucha contra el crimen organizado, la corrupción y el narcotráfico transnacional.

Dejanos tu comentario