Paraguay actualmente se encuentra sin un representante ante el gobierno de Uruguay tras la renuncia presentada por Rogelio Benítez, quien se desempeñó por varios años como embajador y actualmente aspira a la gobernación del departamento de Itapúa por el movimiento Fuerza Republicana. El hecho genera críticas teniendo en cuenta que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, prioriza la conveniencia de sus amigos ante que los intereses del país.

“Hay una improvisación en materia de política exterior en este gobierno. Como muestra basta un botón, como se suele decir. Este debe ser el único gobierno que antes de 4 años cambió 5 cancilleres. Es muy difícil tener una política de Estado en cuanto a las relaciones internacionales cuando desde el Ejecutivo no pueden sostener a un canciller durante todo un periodo; entonces, todo esto demuestra que este es un gobierno improvisado en esta materia”, mencionó el diputado Walter Harms, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja.

Al respecto, el legislador cuestionó que el mandatario descuide las relaciones bilaterales con Uruguay, teniendo en cuenta los años de relaciones diplomáticas entre ambos países, los acuerdos que fueron establecidos en diferentes aspectos como el área comercial e incluso la muestra de solidaridad que recibió Paraguay en el momento más duro de la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19, donde el gobierno de Luis Lacalle Pou donó un importante cargamento de vacunas contra el virus.

La crítica incluso se sustenta teniendo en cuenta que el jefe de Estado se encuentra más preocupado en complacer los intereses de sus amigos, refiriéndose a su colega Ángel Paniagua, para lograr que el Senado apruebe su designación como embajador ante Qatar, país que no cuenta actualmente con una embajada en Paraguay.

“Es impensable e inadmisible que el Paraguay no tenga embajador ante un país amigo, aliado, un socio de nuestro mercado común, Mercosur, y que prioricemos por ejemplo dar satisfacción a un amigo con una embajada en Qatar, pero no cubrir nuestra embajada en Uruguay. En el derecho internacional en las relaciones diplomáticas hay una ley no escrita que es la reciprocidad, Qatar no tiene embajada en Paraguay en cambio Abdo se apresura en cubrir esa vacancia con un amigo”, puntualizó mediante una entrevista con el diario La Nación/ Nación Media.

Lea también: Honor Colorado plantea interpelar al presidente del IPS por persecuciones políticas

Prioriza los intereses de sus amigos

En declaraciones para el diario La Nación/Nación Media, Harms continuó sosteniendo que “en cambio el presidente no hace lo mismo en un país tan importante que sí tiene embajador en Paraguay como es Uruguay; entonces, esto es una muestra de la absoluta improvisación y el nulo manejo de lo que se establece en las relaciones bilaterales entre países. Abdo está priorizando a los amigos, a todos sus caprichos e intereses y se deja de lado los intereses superiores de la República”.

Te puede interesar: Rolando de Barros lanza su candidatura al Senado y apunta contra el prebendarismo

Dejanos tu comentario