La suspensión que pidieron para el diputado Basilio “Bachi” Núñez fue estudiada en la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde consideran que no es viable. La diputada Celeste Amarilla solicitó que se suspenda a su colega por 60 días sin goce de sueldo debido a las denuncias de agravios en su contra y algunas inconductas durante las sesiones de la Cámara de Diputados.

El diputado Derlis Maidana, presidente de la comisión, comentó que la mayoría de los integrantes de la comisión asesora consideraron que no se reúnen los requerimientos para la aprobación del pedido, además de que no fueron adjuntados los documentos necesarios.

“Ella alega una violación del Código de Ética por improperios en su contra durante las sesiones. La colega no adjuntó ninguna prueba; más bien son cuestiones políticas las alegadas. El único dictamen es por el rechazo, pero esto no es vinculante con la decisión del plenario”, mencionó.

Lea más: Abogada agredida por el senador Kencho Rodríguez pedirá su desafuero

Considera que la diputada Amarilla mencionó otros asuntos externos al comportamiento dentro del cuerpo colegiado, como algunas expresiones de Mauricio Espínola, secretario de la Presidencia de la República, y otros.

Por su parte, la diputada Amarilla tiene en su haber algunas denuncias de difamación y calumnia que siguen pendientes dentro del proceso penal porque debe estudiarse su desafuero dentro de la Cámara Baja. Además, se suma la última declaración que dio sobre coimas que realizó para acceder a licitaciones de meriendas escolares, que sería un causal para la pérdida de investidura por haber obrado a través de tráfico de influencias.

Lea más: “No se puede tocar a una abogada”, cuestionó Manuel Riera, presidente del Colegio de Abogados

Dejanos tu comentario