La responsabilidad de ejercer la Presidencia de la República del Paraguay es una dedicación absoluta para la Constitución Nacional, según su artículo 237, recordó el abogado constitucionalista Marcelo Duarte. Esta posición se da ante la presentación de la candidatura de Mario Abdo Benítez para presidir la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

“El país está en manos de una persona que no respeta la Constitución y prioriza sus intereses particulares por sobre el cargo y la responsabilidad. (Mario Abdo) debe entender que no es el cargo una cuestión honorífica, un estatus, un privilegio, antes de eso es una responsabilidad, ante el mundo es la primera representación. Por lo visto, para este señor es más importante (la presidencia del Partido Colorado), tiene distorsionado el orden de prioridad de las cosas”, lamentó Duarte.

El artículo 237 - De las incompatibilidades, expresa que “el presidente de la República y vicepresidente no pueden ejercer cargos públicos o privados, remunerados o no, mientras duren en sus funciones. Tampoco pueden ejercer el comercio o actividad profesional alguna, debiendo dedicarse en exclusividad a sus funciones”.

Lea más: Ciudadano ironizó denuncia de Abdo

Partiendo de esta normativa constitucional sale esta declaración en contacto con el diario La Nación. Duarte expresó que está prohibido que se dediquen a cualquier otra actividad que no sea el ejercicio de su cargo, “no pueden dedicarse a la política, al comercio, a su profesión, solo única y exclusiva a sus funciones de la primera magistratura, y el vicepresidente tiene la misma limitación”, recordó.

La única forma para candidatarse es renunciando, puntualizó, porque no tiene problema como persona, sino el inconveniente radica en la función del cargo que ocupa. “Si es una prioridad la candidatura a la presidencia de su partido, entonces el único camino constitucional es renunciar”, dijo.

Nos es cuestión partidaria

Incluso consideró que no se puede presentar, y en caso de que el tribunal de su partido le dé curso a su candidatura, el Tribunal Superior de la Justicia Electoral debería cancelar esa instrucción. “No es cuestión partidaria, no es porque sea Mario Abdo y porque sea colorado, sino porque es presidente de la República; si quiere candidatarse, tiene que renunciar primero”, indicó.

En caso que la candidatura corra dentro de la interna partidaria, el tribunal de oficio debería hacerlo; si no lo hace, supone que los apoderados de sus oponentes, o sino se apela a la Justicia Electoral. “Después está la inconstitucionalidad, por último está el Congreso que puede someterlo a juicio político por violación de la Constitución Nacional”, advirtió.

Finalmente, recriminó que el presidente de la República viole la Constitución Nacional delante de las narices de todo el mundo. “¿Qué viene después?”, cuestionó. “Es una violación, no puede ocurrir esto ante la narices de los organismos de control”, sentenció. Tampoco descarta como una causal directa de juicio político.

Lea además: “Vamos a dar trabajo a la juventud, eso es lo más importante”, sostiene Euclides Acevedo

Dejanos tu comentario