El ingeniero Fabián Cáceres, exgerente técnico de la Ande, explicó el contexto que se da dentro de la negociación de la tarifa de energía de Itaipú y cómo afectaría a Paraguay, ya que el Gobierno se retrasó en marcar postura firme ante el vecino país, lo que debilita su posición con miras al 2023.

La situación del tema tarifario gira en torno al acuerdo para mantener el costo, pero los técnicos objetan que se bajó muy tarde la posición del Gobierno. “No podemos esperar que Brasil defina en el trascurso del año, sospechamos que de facto Brasil va a pretender bajar esa tarifa”, lamentó en una entrevista con canal Trece.

Mantener la tarifa generaría mayor beneficio para Paraguay por cuestión matemática, ya que Brasil lleva el 85% de la energía y Paraguay solo el 15%, explicó, para calzar esa diferencia de US$ 617 millones habría que llevarlo como gastos sociales, con eso Paraguay llevaría US$ 308 millones, al igual que Brasil.

Pero al colocar dentro del costo de la tarifa, como Brasil paga por el 85%, terminaría aportando US$ 520 millones y Paraguay US$ 93 millones y el primero se quedaría con la diferencia. “Si baja la tarifa, Brasil se quedaría con un ahorro por compra de energía en torno a los US$ 440 millones y la Ande se quedaría en torno a los US$ 80 millones”, manifestó.

Te puede interesar: Itaipú: Paraguay debe plantarse al Brasil con honestidad, idoneidad y patriotismo, según Peña

El exgerente de la Ande explicó que hubo indefinición y ante eso se acordó pagar una tarifa provisoria durante este tiempo, pero la empresa que regula el sector eléctrico de Brasil está comercializando ya esa energía con el 12% de disminución con respecto al 2021. La posición de Paraguay es que se mantenga la tarifa en 22,60 US$/kW-mes.

“El tema tarifario es uno al que Brasil tenía interés hace tiempo, recordemos que el tema del acta bilateral era por este tema, Bolsonaro siempre se comprometió y prometió que la tarifa iba a bajar, ya anunciaron”, expresó Cáceres.

La insistencia de los técnicos es que Paraguay exija ya una definición, “estamos en la era de las comunicaciones, no podemos esperar que nuestros presidentes se reúnan”, recalcó. La discusión sigue en manos del Consejo Administrativo de la Itaipú, que se reúne cada dos meses; el próximo encuentro será en febrero.

Finalmente, aguarda que la definición pueda darse antes de febrero porque si no se decide antes, pasará para abril. Como no se llega a tiempo con la negociación, se pone en juego la renegociación del 2023. “La tarifa ya se está comercializando, esa tarifa de facto o de hecho va a permanecer el resto del año”, concluyó.

Lea el primer material: Las claves de Itaipú: soberanía y trato justo para Paraguay están en juego

Dejanos tu comentario