El intendente de Villa Florida, Richard Castiñeira confirmó el cierre temporal de la sede de la municipalidad tras reportarse un brote de COVID-19 entre los funcionarios y que también lo afectó. Anunció que dispuso además, la fumigación del edificio y todas las medidas necesarias para evitar la expansión del virus.

“Hemos tomado la decisión de disponer el cierre de la institución municipal en vista a que hubo focos de infección dentro de lo que es el funcionariado y apoyando un poco también a nuestro centro de salud local”, informó este jueves. Dijo que los casos positivos son ascendentes, por lo que tomó la resolución de clausurar la institución y así tratar de alivianar el peso para el personal de blanco de la zona.

En su caso puntual, comentó que está cursando el proceso de la enfermedad, aunque con síntomas leves, pero ya cumpliendo las recomendaciones del Ministerio de Salud. Ya recibió las dos dosis de la vacuna anti-COVID y se encontraba aguardando el refuerzo del biológico. “Gracias a Dios estamos bien, son síntomas leves, pero cumpliendo un poco el protocolo sanitario desde la casa”, indicó a radio 1000 AM.

Te puede interesar: “Grupos que se dedican a conseguir votos promueven la invasión de tierras”, denuncia la UGP

Mencionó que son en total 25 funcionarios que trabajan en el área administrativa que tienen vínculo directo en el día a día, dentro de la institución. “En un espacio cerrado preocupa bastante, entonces tomé la decisión de liberar y hacer una fumigación, volvemos a retomar las actividades este sábado. Algunos funcionarios ya cumplieron en hacer el hisopado correspondiente para afirmar o descartar toda eventualidad que pueda ocurrir”, concluyó.

Fiesta a orillas del río

Recordemos que durante la celebración de Año Nuevo, Villa Florida recibió a una gran cantidad de personas, inclusive turistas que optaron por este sitio para recibir al 2022. Además se realizó una fiesta que congregó a miles de personas a orillas del río Tebicuary, en la playa conocida como Paraíso.

De acuerdo con publicaciones periodísticas, el espacio era apto para albergar a unos 10.000 asistentes, pero esta cantidad se vio ampliamente superada. En la noche del 1 de enero, se realizó un festival y las entradas fueron ofertadas por la comuna local.

Leé también: Convencionales colorados rechazan intención oficialista de aliarse con opositores





Dejanos tu comentario