El presidente del Tribunal de Conducta del Partido Colorado, Gustavo Cazal, fue contundente en afirmar que la expulsión de aproximadamente 12 mil afiliados del padrón de la agrupación es una cuestión moral y responde a la autonomía de la agrupación política, alegando que los dirigentes quienes se muestren en contra de la decisión tendrán que recurrir posteriormente a la justicia.

“Se presentaron en movimientos contrarios al partido para concejales e intendentes, esa es la realidad. Es una tendencia de situaciones que se están dando mucho. Esto es una cuestión moral que si vos te fuiste a candidatar por otro movimiento y sos colorado, se te desafilió. ¿Entonces vas a pedir el debido proceso?”, indicó Cazal, hoy martes.

Lea también: Fernando Lugo es mencionado entre quienes recibieron financiación del régimen chavista

“Acá se aplica la Ley y después uno tiene que discutir”

Al respecto, el titular del Tribunal de Conducta de la Asociación Nacional Republicana (ANR) mencionó que aún faltarán días para que se tome la decisión, ya que es necesaria una serie de documentos informatizados que provee el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

“Esto no es un proceso, sino una cuestión administrativa meramente, normativa y estoy hablando de la autonomía. El expulsado tiene que recurrir a la justicia. ¿No quieren darle en bandeja, que no recurra a la justicia, que le salga barato y que le perjudique al Partido Colorado? Acá se aplica la ley y después uno tiene que discutir”, sentenció. La decisión fue anunciada hoy martes por el presidente del Partido Colorado, el diputado Pedro Alliana, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Te puede interesar: Familia Denis rechaza “imposiciones” extranjeras que violentan la soberanía

Dejanos tu comentario