Olga Paredes, quien fue sospechosa de alterar la escena del crimen del dirigente liberal Rodrigo Quintana, aspira a ocupar un cargo como concejal en el municipio de Asunción. La misma será candidata por lista 2 en las elecciones municipales del 10 de octubre.

La joven de 29 años, de profesión abogada y licenciada en Trabajo Social, durante sus recorridos por la capital promete “un nuevo liberalismo en Asunción con la formación, perseverancia, activismo”, lejos de la vieja política y ser una opción de cambio; pero sin embargo, militó durante mucho tiempo en el sector del criticado presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre.

Paredes fue imputada en su momento junto con los también dirigentes liberales Stiben Patrón y Efraín Alegre Irún (hijo), por adulteración de la escena del crimen en el marco del homi­cidio de Rodrigo Quintana, ocurrido el pasado 31 de marzo del 2017.

Imágenes del circuito cerrado en donde se visualiza a Olga Paredes, en la escena del crimen de Rodrigo Quintana. Foto: Archivo.

Si bien la justicia dictaminó en el presente año que la causa ya prescribió luego de que se tardaran tres años en salir a la luz los videos del circuito cerrado del PLRA, que revelaban la adulteración de la escena del crimen, finalmente Paredes junto con Patrón y Alegre Irún no demostraron inocencia, salvados de esa manera por la campana.

Lea también: Autoridades de la ANR critican inacción de Giuzzio ante sospechoso de asesinato

El fallo a favor de los adherentes al Par­tido Liberal Radical Autén­tico (PLRA) se dio luego de que ya el juez Gustavo Ama­rilla resolviera hacer lugar al pedido realizado por el abo­gado Cristian González López a favor de los imputados.

Olga Paredes arrastró con el pie un cartucho dejado por otro adherente. Foto: Archivo.

Antecedentes

El asesinato del joven Quintana suce­dió entre el 31 de marzo y el 1 de abril del 2017, mientras se hacían manifestaciones en las adyacencias del Congreso. A la par de estos dis­turbios, ocurrió la tragedia en la sede del PLRA, donde falleció el dirigente.

El abogado Víctor Raúl Estigarribia, defensor del suboficial de la Policía Nacional, Gustavo Florentín, acusado por la muerte de Quintana, denunció el pasado año que se plantaron evidencias en la escena del crimen con la finalidad de ocultar al verdadero asesino del dirigente liberal. El caso había salido a la luz luego de que la defensa del uniformado haya accedido a las imágenes del circuito cerrado del PLRA, lugar donde se registró el hecho.

Una de las que aparece en las cámaras del circuito cerrado fue Paredes, moviendo con el pie uno de los cartuchos que fue plantado anteriormente, de acuerdo a la denuncia formulada por el abogado.

Olga Paredes, Stiben Patrón y Efraín Alegre Irún fueron favorecidos. Foto: Archivo.

Te puede interesar: Senadora denuncia agresión de Sixto Pereira con anuencia de Cachito


Dejanos tu comentario

15H

¿Le parece correcto que el IPS reduzca los haberes jubilatorios?

Click para votar