El diputado de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Hugo Ramírez, criticó la “diplomacia” ejercida por China para comercializar sus vacunas contra el letal virus del COVID-19.

“Esta es la bondad de China Continental, por diferencias políticas se niegan a vender e incluso aceptaron un pago que ahora tienen que devolver. La diplomacia de las vacunas es un cuento chino, como dijimos”, sentenció el legislador.

Las declaraciones del parlamentario surgieron ante el anuncio realizado en la fecha por el ministro de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), Julio Borba, quien dijo que la empresa G42, subsidiaria de las dosis Sinopharm, notificó a las autoridades nacionales sobre la rescisión del contrato con Paraguay de manera unilateral por “razones inexplicables”, pero no se descarta que esta decisión haya sido tomada por cuestiones geopolíticas.

Solicitó al FG y Celeste Amarilla pronunciarse

Al respecto, Ramírez instó a los sectores políticos como el Frente Guasu a pronunciarse sobre la decisión, teniendo en cuenta que sus senadores en reiteradas ocasiones presentaron proyectos que instaban al Ejecutivo a establecer relaciones diplomáticas con China. Así también, propusieron intercambio de bienes y servicios chinos para enfrentar la pandemia del coronavirus a cambio de materias primas agrícolas y alimentos excedentes de Paraguay, propuestas que fueron rechazadas rotundamente por los demás congresistas.

El colorado realizó el mismo pedido a su colega liberal Celeste Amarilla, quien en una ocasión respaldó también la propuesta de establecer relaciones diplomáticas con dicho país, bajo el argumento que Paraguay solo recibe “moneditas” de parte de Taiwán.

Lea también: Machuca: “Estamos ante una amenaza real y mal empleando las fuerzas”

Paraguay había dado un anticipo de US$ 5 millones por la adquisición de un millón de dosis de las vacunas contra el COVID-19, de las cuales fueron entregadas 250 mil, que ya fueron abonadas en su totalidad. Al respecto, Borba dijo que desde la firma en cuestión ya procedieron ayer a la devolución de dicho anticipo.

Aunque las autoridades de China Popular no hayan indicado de qué se trataría las “razones inexplicables” que señaló Borba, es conocida la postura política de dicho país sobre Taiwán, al que considera una provincia rebelde desde 1949 y cualquier país que tenga vínculos diplomáticos con el gobierno de la isla no es aceptado.

¿Cuestiones geopolíticas?

Consultado sobre si esta determinación pudo haber sido tomada debido a que Paraguay no tiene relaciones diplomáticas con China Continental, el ministro Julio Borba respondió que las razones podrán ser explicadas con mayor precisión desde la Cancillería Nacional, aunque tampoco negó que pueda tratarse de cuestiones netamente geopolíticas ante la disputa entre China Popular y Taiwán.

La misma postura fue brindada a La Nación por el asesor de Asuntos Estratégicos del Ejecutivo, Federico González, quien se limitó a mencionar que “así parece”. El canciller Euclides Acevedo también fue consultado sobre el conflicto y afirmó a través de un mensaje “estar fuera de área”.

Te puede interesar: Rejala juntará firmas desde la próxima semana para exigir energía más barata


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar