Luego de “vender espejitos” sobre la salud socialista que ha resultado en un rotundo fracaso en todos los países, la senadora Esperanza Martínez ahora critica un proyecto de salud del sector privado que ha demostrado eficiencia en todo el mundo.

En momentos en que el sistema de salud en nuestro país sufre todo tipo de reclamos por las carencias en medicamentos, infraestructura, atención y falta de profesionales de blanco, la senadora del Frente Guasu realizó críticas contra emprendimientos privados que buscan ayudar a paliar esta difícil situación.

Le puede interesar: “Bachi” Núñez critica que el Frente Guasu insista con evitar desalojos

En su cuenta de redes sociales y en sesiones de la Cámara de Senadores, Esperanza Martínez, quien fue ministra de Salud durante el gobierno del destituido Fernando Lugo, dijo que “el cartismo debilitó la política de Atención Primaria de Salud y las Unidades de Salud de Familia, base de nuestro sistema público de salud”, un modelo similar al implementado por el fallecido Hugo Chávez en Venezuela.

Nicolás Maduro, simulando ser médico, ausculta a su esposa, Cilia Flores, "la primera combatiente", durante una de los tantas presentaciones televisivas del gobierno chavista en Venezuela. Foto: Gentileza.

Unidades precarias

“Cuando dejamos el gobierno (de Fernando Lugo), se quedaron 800 unidades de salud familiar, precarias y estábamos comenzando, no gastamos, no hicimos préstamos ni nos endeudamos”, admitió durante la sesión del Senado.

Estas expresiones recuerdan en parte al proyecto Misión Barrio Adentro de la Venezuela chavista, que obligó a los venezolanos más necesitados a buscar alternativas de atención médica para paliar la ausencia de estos servicios por parte del Estado.

Replicando el fallido sistema bolivariano

Un informe presentado por la organización Human Rights Watch en el año 2018 confirmó una devastadora crisis de la salud pública en Venezuela, todo esto agravado por la negativa del gobierno bolivariano a reconocer la magnitud del problema.

El gobierno venezolano ha impedido que trasciendan datos sobre la situación epidemiológica en el país, en un presunto intento por esconder la magnitud de la crisis de salud.

Varios organismos internacionales han presentando informes sobre el calamitoso estado de la salud pública en Venezuela. Foto:Gentileza.

Mal administrador del sistema de salud

La mala administración del sistema de salud por parte del Estado ha llevado a un aumento de los casos de sarampión, difteria, malaria y tuberculosis, todos ellos vinculados a la disminución de los planes de vacunación pública.

El español Javier Segura, especialista en Salud Pública, quien realizó una investigación sobre las falencias del sistema de salud pública en Venezuela, explica que la falta de funcionamiento de este sistema público hizo que la población buscara opciones en la medicina privada, que muchas veces está solo accesible para las clases más pudientes.

Misión Barrio Adentro

La Misión Barrio Adentro, uno de los tantos proyectos que parten del Estado venezolano y que fue establecido por Hugo Chávez desde el 2003, pretendía crear pequeños centros de atención médica primaria básica, pero estos fueron poco a poco abandonados, además de ser pobremente equipados, lo que obligó a los venezolanos que necesitaban atención médica primaria a acudir a los servicios de urgencias de los grandes hospitales.

Se llegaron a crear alrededor de 8.000 pequeños centros, todos con una peculiar construcción octogonal y cerca del 80% de ellos quedaron abandonados y muchos de los restantes fueron tomados por los vecinos del lugar para poder darle cierta continuidad. El mismo Hugo Chávez, fallecido en el 2013, descubrió que alrededor de 2.000 de los centros instalados estaban abandonados.

Jorge Díaz Polanco, sociólogo investigador del Observatorio Venezolano de la Salud, lo explica de la siguiente manera: “Todo ese dinero, como se puede ver hoy día, se perdió probablemente por los caminos de la corrupción y el despilfarro. La situación con Barrio Adentro siguió en franco deterioro hasta alcanzar las vergonzosas cifras en malaria, difteria y sarampión, entre otras enfermedades prevenibles, que hoy azotan a Venezuela”, según publica el portal Crónica Uno.

Ambulatorio popular de Barrio Adentro de El Paso, una de las tantas construcciones octogonales del fallido programa de salud del gobierno chavista, abandonado al no poder ser atendido de manera permanente por el Estado venezolano. Foto: Gentileza.

Frente Guasu critica privatización de la salud

Con relación a una situación similar que se vive en Paraguay, Esperanza Martínez, senadora del Frente Guasu, dijo durante una sesión de la Cámara Alta que es momento de discutir el destino del sistema de salud en el país.

La senadora criticó la ola de privatizaciones del sistema de salud pública que fueron emprendidas años atrás en varios países latinoamericanos, que buscaban disminuir la presencia del Estado ineficiente en materia de atención médica, en busca de eficiencia y libre competencia.

Esperanza Martínez olvida que, en prácticamente todos los países del tercer mundo y en vías de desarrollo, el sistema de salud pública administrado por el Estado presenta serias deficiencias, que se agravan en la misma medida que la situación socioeconómica de cada país.

Esperanza Martínez estuvo al frente del Ministerio de Salud durante el gobierno de Fernando Lugo entre el 2008 y el 2012. Foto: Archivo.

Atención médica privada

De ahí que la atención médica básica necesita del soporte del sector privado, que termina convirtiéndose en la tabla de salvación para las clases menos favorecidas, según lo pudo observar el profesional español en Venezuela.

Lea también: Pacto Abdo-luguista: proyectista de invasiones elegirá fiscales y jueces

Durante su exposición, la legisladora también insistió en que es el momento de hablar del sistema de salud nacional gratuito, como derecho establecido en la Constitución Nacional, mencionando que durante su gestión al frente del Ministerio de Salud, durante el gobierno de Fernando Lugo, dejaron cerca de 800 unidades de salud familiar.





Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar