Juan Ernesto Villamayor, tras meses de estar EEUU, dio una entrevista a un medio local para contar su versión sobre la imputación contra su exsecretario y otras dos personas que están investigadas por un supuesto pedido de coima a Darío Messer, a fin de evitar la extradición de este último. Habló de los que escraches que sufre y dice no estar enojado con la ciudadanía y que tenemos que dialogar.

“Yo no estoy enojado con nadie. Entiendo los escraches pero nunca voy a apoyar el uso de la violencia. Soy consciente del enojo de la gente, pero ese enojo debe canalizarse de otra forma, debemos recurrir al diálogo”, expresó en una entrevista a C9N.

En la causa que investiga el pedido de coima Villamayor no fue imputado, sin embargo, mañana jueves 3 de junio será la audiencia de imposición de medidas para José Ramón Bogado Cardozo, para María Lourdes De Barros Barreto y Diego Di Stefano Mónaco. La Fiscalía indaga un supuesto pedido de US$ 1.000.000 para Villamayor y US$ 1.000.000 para los ministros de la Corte.

Nota relacionada: Imputan a exsecretarios de Villamayor por tráfico de influencias

“Para Juan Ernesto y los ministros de la Corte”

Consultado sobre su versión, dijo que no conoce la causa y que tampoco fue imputado. “No conozco los detalles” aseguró, al añadir que José Bogado fue sin duda su secretario, pero éste renunció al cargo hace 2 años cuando se conoció el caso. Sobre las otras dos personas aseguró que nunca estuvieron vinculadas a él y nunca las vio.

“Estimo que los ministros de la Corte que están citados en el mismo lugar mío, tampoco conocen el expediente. Acá se dice que se pidió dinero para Juan Ernesto y los ministros de la Corte y estimo que los ministros de la Corte tienen el mismo conocimiento que yo: ninguno”, expresó, fiel a su estilo. Se desmarcó diciendo que la extradición es competencia del Poder Judicial.

Leé también: Senado: “rebelión” en Frente Guasu intensifica negociación por la línea de sucesión

Escraches: “Son agravios que considero injustos”

Consultado acerca de su vivencia periódica con los repudios públicos, dijo que fue a Estados Unidos para llevar las cenizas de su madre y que no fue de vacaciones. Comentó que su madre, su suegra y su suegro fallecieron de COVID-19 en Paraguay. Aseguró que fue a cumplir la voluntad de su madre, la de ser enterrada en Washington junto a su marido. Dijo que todavía falta fecha para el entierro.

Consultado sobre si sigue habiendo alrededor de Mario Abdo gente que lo traiciona, el exsecretario de Estadp se rió a carcajadas y dijo que el sistema Covax falló en Paraguay y en todo el mundo. “Parece que a veces vemos con comodidad que le vaya mal las cosas a aquel que no nos cae bien, pero tenemos que tener cuidado con cuál es el punto de equilibrio de la convivencia ciudadana”, expresó.


Dejanos tu comentario

10H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar