El apoderado colorado Eduardo González considera que no corresponde el actuar del juez de Apelación Penal Pedro Mayor y el de la fiscala Teresa Sosa, quienes estuvieron opinando sobre acciones de la bancada del Partido Colorado acerca de los gastos sociales de las binacionales en el Congreso Nacional.

“Me parece improcedente por parte de un juez, más todavía siendo integrante de un Tribunal de Apelación. Un juez antiguo y conoce todo, me extraña su actitud. Con esa opinión está demostrando un prejuicio que tiene hacia el Partido Colorado”, expresó el dirigente colorado.

Teniendo además como premisa que en todo este tiempo la forma en que actuó con el prejuicio manifestado en redes, “¿cómo pueden sentirse hoy los justiciables que eran afiliados del partido o que fueron autoridades que pasaron por su manos como juez de Garantías y magistrado?”, cuestionó.

Incluso, mencionó que le llama la atención su posición porque integró el Tribunal de Apelación que acaba de dar el arresto domiciliario a quienes atacaron la sede del Partido Colorado. “Si era al revés, y el ataque era a la sede de otro partido y era un juez colorado que daba una opinión como esa, ahora ya estaría en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados”, recriminó.

Lea también: Mano a mano LN con Carlos María Ljubetic: “En la votación no habrá contagio masivo”

Al apoderado de la ANR le parece totalmente irregular la opinión. “Puede tener una opinión, pero por el cargo que ostenta debe ser imparcial como garantía de todos los ciudadanos y los posibles justiciables”, remarcó.

Finalmente, enmarca la situación, porque se discute la imparcialidad. “Esta opinión que acepta es una causal para que lo pueden recusar; porque para tener una opinión como ciudadano ya no debería ser juez. Debe apartar, los jueces no pueden opinar”, sentenció.

Lea más: Colorados colocan como ejemplo la gestión de Bukele ante la pandemia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar