La Cámara de Senadores aprobó entrar en cuarto intermedio para estudiar la modificación Ley de Vacunas que implica aceptar las cláusulas de confidencialidad con las empresas proveedoras. El debate gira entorno a las implicancias que tendrían los contratos de adhesión para adquirir un mayor número de dosis, en menor tiempo.

Antes de seguir con la discusión convocaron al procurador General de la República, Juan Rafa Caballero, al jefe de Gabinete de la Presidencia, Hernán Hutteman y a un representante del Ministerio de Salud para que puedan argumentar y justificar el pedido, de modo a tener elementos necesarias para avanzar en el tratamiento de la ley en la plenaria. Actualmente se encuentran en reunión informativa para estudiar los pormenores de la legislación.

Lea más: Aprueban cláusulas de confidencialidad para adquirir vacunas contra el COVID-19

La propuesta llega directamente del Poder Ejecutivo, siendo el procurador de la República quien se encargó de presentar el proyecto. Se pide su aprobación de forma urgente. El marco legal se expone como un requerimiento ineludible ante una situación crítica de la salud pública, mientras los grandes laboratorios presionan con aceptar los contratos con las letras pequeñas.

Para senador Enrique Bacchetta, “lo primero es la vida de las personas después el resto”, y más aun si aceptar estos requerimiento legales “nos garantizan de que vamos a tener por fin las benditas vacunas”. Es por eso que propuso que se interrumpa la sesión extraordinaria para convocar a los responsables y así tener un panorama general de la situación sobre la gestión de las vacunas.

“Tenemos que allanarnos si queremos las vacunas”

Por su parte, el senador Antonio Barios explicó la situación diciendo que: “Si queremos tener vacunas, tenemos que allanarnos a esta ley. Hablé con el procurador que está preocupado. Es un contrato de adhesión, si queremos tener la vacuna suscriban el contrato”, dijo.

Además, el legislador reconoce la gravedad de toda la situación y de lo que implican los contratos, pero a su vez recuerda que hay gente muriendo por la falta de las vacunas. En cuanto al manejo de Pfizer y Moderna, estaría ligado a sus transporte, por lo que se estudia dar estas cláusulas de confidencialidad.

De igual forma, el proyecto que ya fue aprobado por Diputados en la sesión extraordinaria de ayer de forma urgente ya no tendría mayor grado de maniobra ante el tema, según el senador Juan Darío Monges, quien mencionó sobre el ofrecimiento de 400 mil dosis que tienen mayores exigencias.

Transporte confidencial

Las modificaciones a la Ley de Vacunas tienen que ver con la disposición de aceptar los contratos que incluyan cláusulas de confidencialidad para la adquisición de los inmunizantes contra el COVID-19. El proceso de adquisición se daría de forma rápida con esta normativa para una carga importante.

La confidencialidad también se extenderá a los contratos de transporte y/o de logística para la adquisición y envío de tales vacunas al Paraguay, lo que generó ayer en la Cámara de Diputados un debate ante la desconfianza que implicaría.

Te puede interesar: Propuesta de Salud Pública no es retroceder de fase, dice jefe de Gabinete

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar