La Cámara de Diputados aceptó el veto total del Poder Ejecutivo al proyecto de ley que buscaba incorporar los gastos sociales y ambientales de las binacionales al Presupuesto General de la Nación (PGN).

Con 40 a favor, 33 en contra y 7 ausentes, sobre la objeción, el proyecto fue remitido al archivo. Mientras tanto en la Cámara de Senadores el veto del Ejecutivo fue rechazo, y con la salvedad de la Cámara Baja, fue remitido al archivo.

Podés leer: No está en la agenda del TSJE prorrogar elecciones municipales, asegura Salas

Esta normativa tenía el objetivo de incorporar los recursos asignados en concepto de gastos sociales a la Itaipú Binacional y la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), aproximadamente unos US$ 150 millones entre ambos en el PGN.

Los ingresos en concepto de royalties, compensaciones, gastos sociales, venta de energía y cualquier otro que provenga de ajustes y ampliaciones administrativo-financieras y excedan el presupuesto corriente del lado paraguayo de Itaipú y Yacyretá son los que se pretendían incluir en el PGN.

El Poder Ejecutivo argumentó en su rechazo total que una ley no podía modificar un Tratado Internacional como el que rige en las binacionales, sin embargo, en la Cámara de Senadores donde tuvo origen el planteamiento se dio una mayoría necesaria para la ratificación en la sanción. Mientras tanto en Diputados, la bancada mayoritaria del Partido Colorado aceptó el veto del presidente Mario Abdo Benítez.

Te puede interesar: Por resolución, Diputados retira confianza a representante de la OPS/OMS

La ley fue aprobada por la Cámara de Senadores en sesión extraordinaria del 13 de mayo del 2020, por 25 votos a favor. Posteriormente fue la Cámara de Diputados que introdujo algunas modificaciones, devolvió el proyecto al Senado, pero allí el pleno se ratificó en su versión inicial.

Finalmente el 28 de octubre del 2020, la Cámara Baja resolvió aceptar la ratificación del Senado con 41 votos a favor y 32 en contra. En noviembre, el presidente Mario Abdo Benítez procedió a vetar la normativa, argumentando que las altas partes deben tener el permiso de su contraparte, que en este caso es Brasil, tanto en el caso de Itaipú Binacional como la Entidad Binacional Yacyretá, para poder autorizar la inclusión de ese gasto en el presupuesto.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar