Un extenso debate en torno a las vacunas anti-COVID-19 generó el tratamiento de un único punto de la sesión extraordinaria convocada para este viernes por el Senado. Los senadores Blanca Ovelar y Stephan Rasmussen presentaron el proyecto de declaración “por la cual la Honorable Cámara de Senadores expresa su apoyo a la compra urgente de vacunas contra el COVID-19”.

Los proyectistas decidieron retirar el artículo tercero, que algunos de sus colegas habían solicitado testar; con lo que el proyecto quedó acortado a dos artículos, más el artículo de forma. Con esto, la propuesta recibió la aprobación por unanimidad de los senadores.

En la apertura de la sesión virtual, el senador Antonio Barrios, como presidente de la Comisión de Salud, explicó que antes de este encuentro se realizó una reunión, de unas 2 horas de duración, entre autoridades de la Cámara Alta; el ministro de Salud, Julio Borba, y el canciller nacional, Euclides Acevedo.

Nota relacionada: Covax: 36 mil vacunas llegarían el martes y 64 mil para Semana Santa

La sesión extraordinaria, en formato virtual, comenzó poco después de las 14:00, con 33 senadores conectados. Foto: Senado.

Tanto Borba como Acevedo habían manifestado sobre la necesidad de un respaldo del Congreso en el proceso de adquisición de las vacunas, razón por la cual se redactó este proyecto de declaración. Esto en el marco de una negociación de 2 millones de dosis de la vacuna británica AstraZeneca, en Estados Unidos, que podrían llegar al país tan solo 15 días después de la firma del contrato, a un costo de 6,40 dólares por dosis.

Barrios también refirió que ayer jueves se conversó con la titular de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para expresar la preocupación por el retraso en el programa de entregas de las dosis adquiridas a través del mecanismo Covax. La representante de la OPS anticipó que el próximo martes podrían llegar 36 mil dosis y para Semana Santa otras 64.800 dosis.

A su turno, Stephan Rasmussen se refirió a una cooperación vigente con la República de Taiwán y parte de esos 150 millones de dólares, previstos para la construcción de viviendas, a través del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), se use para la compra de las vacunas. El monto a reasignarse sería de 12.800.000 dólares.

Nota relacionada: Vacunas COVID-19: “Es complicado tratar con los chinos por la diferencia horaria”

En su intervención, Amado Florentín resaltó que los fondos de cooperación de la República de Taiwán puedan ser redireccionados a la compra de vacunas. En tanto, Esperanza Martínez reclamó: “Llegamos tarde”, en alusión a que el Gobierno tuvo un año para realizar los trámites de las vacunas “en forma y tiempo”.

“La plataforma está en deuda con Paraguay”, expresó Desirée Masi, al referirse al mecanismo Covax, impulsado por la Organización Mundial de la Salud y que el Gobierno paraguayo fue uno de los primeros en pagar el adelanto, por lo que se debería protestar formalmente a la OPS/OMS, afirmó. Paraguay abonó casi 7 millones de dólares por 4.300.000 vacunas, que deberían completarse hasta diciembre de este año.

Nota relacionada: “Más que cambios de ministros, la ciudadanía pide medicinas, vacunas y Salud Pública”, dice Ríos

“La vacuna es prioridad uno, sin importar de dónde ni a quién le compre. Creo que esta sesión y esta resolución, a través nuestro, el país va a enterarse de cuánto va a costar cada dosis”, comentó Enrique Riera, que pidió una tregua entre los sectores políticos ante la presente crisis sanitaria, por la cual el Ministerio de Salud Pública declaró “alerta roja”. No obstante, Riera cuestionó que esta declaración se percibe como “buscando apoyo político”.

“No quiero entrar en el debate de las responsabilidades, pero realmente esta es una carrera. Tenemos que entender que en realidad las dosis que llegaron son mínimas y que hay una urgencia. Hoy, la prioridad es la salud de la gente”, dijo Fidel Zavala. Por su lado, Eusebio Ayala señaló: “Es urgente que el Poder Ejecutivo arbitre todas las medidas necesarias para contar con las vacunas ya. Estamos en este colapso sanitario por negligencia del Gobierno. Se tiene que entender que porque el PE no hizo lo suficiente, deja indefensa a la población”.

La sesión extraordinaria fue convocada por Óscar Salomón, presidente del Congreso. Foto: Senado.

Lo que dice el proyecto de declaración original

Artículo 1º: Expresar el apoyo a la compra urgente de vacunas contra el COVID-19 por parte del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y Ministerio de Relaciones Exteriores, considerando la alerta roja emitida como consecuencia de la crítica situación sanitaria que está atravesando el país, debido a la presente pandemia.

Artículo 2º: Expresar la conformidad de que se utilice parte del fondo de cooperación vigente con la hermana República de China (Taiwán) para la adquisición de vacunas contra el COVID-19 por parte del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, de conformidad a lo establecido en el artículo 19º de la Ley Nº 6.672 ‘Que aprueba el Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2021’.

Artículo 3º: Estar al tanto, que, debido a la urgencia, el costo de las vacunas podría variar; sin embargo, las mismas estarían disponibles en el país en un menor plazo de tiempo, lo que significará evitar la muerte de miles personas y erogaciones mayores por tratamientos de cuadros complicados de la enfermedad.

Nota relacionada: Llamosas no descarta apelar a un nuevo préstamo para compra de vacunas

Dejanos tu comentario

15H

¿Por error, comerciantes de fronteras deberán devolver el subsidio otorgado por el Estado, es lo correcto?

Click para votar