Los manifestantes que continúan aún en el microcentro exigen hablar con el comandante de la Policía Nacional, Francisco Resquín, con la finalidad de conseguir los nombres de las autoridades que dieron la orden de realizar la represión.

A gritos piden que el agente salga de su oficina y dé la cara. “No nos iremos de acá, ya estamos hartos de la impunidad, acá seguiremos hasta que alguien nos dé información, vamos a pedir una mesa negociadora”, sostuvieron.

Los hechos de violencia finalmente se apaciguaron tras el pedido desesperado de mantener la paz realizada por los oficiales tras verse desbordados por la gran turba de manifestantes, entre ellos un grupo importante de vándalos que atacaron con piedras, varillas, palos y otros elementos que encontraron en el camino varios locales comerciales, instituciones del Estado como el Ministerio de Hacienda, entre otros.

Lea también: Víctor Ríos “tiroteó” a Giuzzio tras desborde en manifestación

Varias autoridades políticas salieron al paso de lo acontecido como el senador del Frente Guasu (FG) Carlos Filizzola, quien manifestó: “Repudiable la represión de la Policía a manifestantes que reclaman sus legítimos derechos, como que haya medicamentos, insumos, vacunas, en los hospitales. El derecho a la salud. El gobierno de Abdo les responde con violencia policial así como respondía la dictadura estronista”.

Mientras que la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González señaló: “Mi enérgico repudio a la represión policial. Si había infiltrados o violentos, ellos debían controlar; no violentar el ejercicio del derecho a manifestarse. No se justifica el uso de fuerza. Todos vimos que era una convocatoria pacifica”.

Te puede interesar: Policías piden paz: levantan pañuelos blancos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar