En la noche de hoy se viralizó un fortísimo escrache al jefe de Gabinete de la Presidencia de la República, Juan Ernesto Villamayor, en un restaurante, donde la gente le pedía que abandone el lugar, incluso, hubo empujones de por medio.

Al grito de “¡que se vaya! ¡que se vaya!”, además de otros calificativos como “badulaque”, “caradura”, “asqueroso”, “vendido”, un grupo de ciudadanos abordó al jefe de gabinete de Mario Abdo Benítez en un reconocido restaurante, donde cenaba en la previa del día de los enamorados.

En el video, que corrió por las redes, se ve que Villamayor se levanta e intenta dialogar con los ciudadanos, pero éstos le insistían que abandone el lugar. Minutos después, la incomodidad del alto funcionario y de sus acompañantes fue tal que tuvieron que levantarse y salir del lugar, según trascendió a través de las redes.

Lea más: Nakayama: “Sin acuerdos es imposible llegar, es cuestión matemática”

Es más, la gente lo acompañó afuera entre empujones y golpes. Si bien no es el primer escrache que sufre un político, fue uno de los más fuertes que se vivió en los últimos tiempos.

Oscuros antecedentes

El actual jefe de Gabinete de la Presidencia de la República, Juan Ernesto Villamayor, estuvo salpicado por numerosos casos de corrupción a lo largo de su carrera política e incluso ya fue procesado por la Justicia por lesión de confianza cuando se desempeñaba como ministro-secretario de la Reforma del Estado.

Por ello, no sorprendió que su nombre aparezca vinculado a un nuevo escándalo a raíz de la propuesta para un supuesto acuerdo sobre la deuda a la petrolera PDVSA, según la investigación publicada por el periódico estadounidense, Washington Post.

Asimismo, Villamayor está salpicado por denuncias de supuestos pedidos de coimas para beneficiar a narcotraficantes y también se lo menciona en un dudoso “arreglo” para evitar la extradición de Darío Messer al Brasil. Aparece en el caso Ivesur, en el que con otros abogados pretendían “repartirse” US$ 1 millón del dinero de los contribuyentes.

Leé más: Intendente de Villa Elisa lanza candidatura para segundo periodo

En el reciente escándalo del caso Texos Oil, que le costó el cargo al exprocurador general de la República, Sergio Coscia, el nombre de Juan Ernesto Villamayor ronda de vuelta, ya que Coscia fue integrante de su estudio jurídico y llevaron juntos varios casos contra el Estado.

También fue abogado del cuestionado exgobernador de Guairá, Rodolfo Friedmann, imputado por varios hechos punibles al confirmarse su vínculo con una empresa proveedora del almuerzo escolar.

Hartazgo ciudadano

Todos estos oscuros antecedentes desencadenaron el hartazgo ciudadano y la consecuente reacción ante un alto funcionario que cenaba apacible y absorto de la corrupción reinante.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar