La intendentable a la Municipalidad de Lambaré, la exfiscala y candidata por Concordia Colorada, Blanca Agüero denunció la violencia política a través de una noticia falsa, propagada por el senador Enrique Riera y divulgada por el colorado Luis Villamayor. “Como mujer y candidata lamento que se recurra a la violencia política a través de las noticias falsas como mecanismo de campaña”, lamentó la política colorada.

De acuerdo a estándares democráticos, la violencia política se comete para afectar e influir en un proceso electoral, con el objetivo de retrasar, interrumpir o descarrilar una encuesta e influir en los resultados.

Agüero expresó en su red social Twitter que “lastimosamente, incluso autoridades nacionales como Enrique Riera Escudero se encargan de propagar las mismas”. De acuerdo con lo divulgado por Villamayor, de manera tendenciosa, la candidata habría presentado su expediente de candidatura fuera de horario. Sin embargo, esto es falso ya que se inscribió con mucha antelación.

Leé también: Nuevo escándalo salpica a Villamayor: su estudio jurídico impidió que Aduanas cobre millonaria multa

Insiste con una falsedad

Luego de divulgar información falsa con el objetivo de deslegitimar la inscripción, Luis Villamayor se retractó y volvió a acusarla: “Hasta poder sustanciar con pruebas concretas este extremo, borró el tuit para no pecar de irresponsable”. En otro tuit, expresó: “Si no puedo sustanciar lo manifestado pediré disculpas como corresponde pero si consigo el video que me han prometido seguiré con el proceso”.

Es importante señalar que la violencia política se da de manera expresa en este caso, ya que la propia precandidata, nuevamente publicó que el día 4 de febrero, siendo las 9:34 AM inscribió sus candidatura en la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional Republicana (ANR). Sin embargo, la insistencia en una fake news detenta por detrás la intención de contrariar los derechos políticos de la candidata.

Mujeres en la política

La violencia contra las mujeres en la política constituye cualquier acto o amenaza de violencia que provoque daños físicos, sexuales, psicológicos o sufrimientos a las mujeres, que les impiden ejercer y hacer realidad sus derechos políticos, ya sea en público o en espacios privados, incluido el derecho a votar y ocupar cargos públicos, votar en secreto y hacer campaña libremente, asociarse y reunirse, y disfrutar de la libertad de opinión y expresión.

Violencia electoral

La violencia electoral se considera generalmente “actos o amenazas de coerción o daños físicos perpetrados para afectar un proceso electoral, o que surgen en el contexto de la competencia electoral. Cuando se comete para afectar un proceso electoral, la violencia puede emplearse para influir en el proceso de la elección, con el objetivo de retrasar, interrumpir o descarrilar una encuesta e influir en los resultados”.

Este tipo de violencia “a menudo está diseñado para influir en el resultado electoral y, por lo tanto, en la distribución del poder político”.

Derechos políticos

La violencia contra las mujeres en las elecciones es una forma de violencia contra las mujeres con la intención de impactar la realización de los derechos políticos de las mujeres en un contexto electoral. Esto incluye la participación de mujeres como candidatas, votantes, activistas, simpatizantes de partidos, observadoras, trabajadoras electorales o funcionarias públicas. La violencias pueden adoptar múltiples formas, incluidos el abuso psicológico y la intimidación, los ataques sexuales y la violencia física.

Te puede interesar: PLRA: disminuir la cantidad de municipios liberales va a ser un golpe muy duro, indican

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar