El médico infectólogo Tomás Mateo Balmelli fue consultado por La Nación acerca de su lectura de las tratativas realizadas por el gobierno de Mario Abdo Benítez y el Ministerio de Salud Pública para la adquisición de las vacunas anti-COVID-19.

“Desde el punto de cómo yo hubiese adquirido las vacunas, como presidente de la República, lo haría de forma directa, no a través del ministro de Salud Pública ni de nadie. Yo hablaría y negociaría directo con mis pares”, expresó de manera contundente. Mario Abdo tiene que hablar con los presidentes tanto de la región como fuera de ella para conseguir las vacunas, aseveró.

“Yo hablaría directamente con Piñera”

Mateo Balmelli fue claro al presentar su línea de acción si estuviese en un cargo decisivo. “Chile, con un gobierno de derecha, está aplicando la vacuna china”, indicó y añadió que Abdo Benítez debería dirigirse directamente a su homólogo chileno Sebastián Piñera para solicitarle una intermediación para comprar las vacunas de la República Popular de China, ya que no contamos con relaciones diplomáticas.

“Hablaría directamente con Piñera para que nos intente conseguir con China, aceleraría el registro y acabaría con la burocracia. Tocaría todas las puertas habidas y por haber para tener la mayor cantidad de dosis y aplicarlas en el menor tiempo posible para poder restablecer la vida prepandemia y reactivar la economía”, sostuvo.

Leé también: Abdo Benítez se jacta de logros contra el COVID-19, pero las expectativas de vacunación son iguales a África

El Dr. Mateo Balmelli aboga por la comunicación directa de Mario Abdo al presidente chileno Sebastián Piñera para comprar las vacunas chinas. Foto: AFP.

“Aún no hemos registrado la Sputnik V”

El infectólogo hizo énfasis en dar cuenta que las tratativas indefectiblemente debieron ser hechas el año pasado y, en este sentido, indicó que la vacuna rusa Sputnik V, desarrollada por el Centro Gamaleya y el Fondo Soberano Ruso, aún no fue registrada ante la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa). Mateo Balmelli consideró esta situación como poco conveniente para enfrentar la pandemia.

Resaltó nuevamente que la reciente publicación de la prestigiosa revista científica Lancet confirmó la efectividad de la vacuna por encima del 90%. Especificó que esta vacuna es de la plataforma denominada como “vector viral”, muy utilizada en seres humanos. “Es la vacuna que se está aplicando masivamente en Argentina y nosotros no contamos con el registro de habilitación”, lamentó.

“Brasil producirá vacunas en gran escala”

En este sentido, mencionó que Brasil se encuentra produciendo la vacuna china SinoVac, a través de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), con altas tasas de efectividad. Indicó, además, que Paraguay va a tener que comprar la vacuna china en forma indirecta a través de Brasil.

Asimismo, informó que los brasileños poseen la materia prima y la producirán en gran escala. “Probablemente nosotros vamos también a tener un supermercado de vacunas de aquí a poco, tanto la SinoVac, CanSino, etcétera, entre varias otras”, expresó sobre el mercado de inmunizaciones.

Covax y vías desarrolladoras de vacunas

Mateo Balmelli fue claro en enfatizar que son dos vías independientes, por un lado el mecanismo Covax Facility, dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y por el otro las tratativas con los desarrolladores de vacunas. “Covax proporcionará las vacunas para un 30% de la población, unas 4.500.000 dosis, que llegarán progresivamente”, aseveró.

Por el otro lado, están las tratativas directas con los laboratorios y las desarrolladoras de vacunas, ya sea a través del sector público o el privado. Indicó que de acuerdo con los datos públicos, el Gobierno pretende recibir unas 3.000.000 de dosis. Hasta el momento, las tratativas no confirman la llegada exacta de las dosis que el Paraguay recibirá.

Te puede interesar: Plan de vacunación COVID-19: recibiremos varios tipos de vacunas

El presidente argentino fue inoculado con la vacuna Spuntik V; Argentina comenzó a administrar las dosis el 29 de diciembre pasado. Foto: Gentileza.

“Podríamos frenar a la pandemia en el 2022”

“Lo importante es adquirir el mayor número de dosis y aplicar a la mayor velocidad que nos sea posible, mientras que el virus sea sensible a la vacuna”, sostuvo. “La demanda es muy mayor a la oferta”, expresó sobre los stocks de vacunas y el deseo de compra de los más de 193 países del mundo. Indicó que “los países desarrolladores de vacunas van a pensar primero en sí mismos y luego en los demás”.

“Si bien las negociaciones las hacen las autoridades dentro de un régimen de confidencialidad, por lo que los gobiernos deben cumplirlo”, indicó y añadió que “nosotros tenemos que presionar para que el gobierno adquiera las vacunas, ya sea por la vía política, diplomática y sobre todo la económica”. Todo esto independientemente del sistema Covax.

“Nosotros si logramos inmunizar al 30% de la población en el 2021; en el 2022 podríamos llegar a vacunar al otro 30% o 40%. Ahí recién podríamos poner freno a la pandemia. Mientras tanto no va a ser así”, expresó el especialista. En ese sentido, añadió que “los países de primer mundo podrán tener un control de la pandemia a finales del 2021, nosotros a finales del 2022″.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar