La unidad republicana, mediante la operación Concordia Colorada y el diálogo entre algunos referentes opositores para impulsar una concertación y la apertura para establecer alianzas, se va intensificando en el transcurso de los meses con miras a las elecciones municipales a nivel nacional, a realizarse el 10 de octubre.

Desde la Asociación Nacional Republicana (ANR) y el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), nucleaciones tradicionales del Paraguay, son conscientes de que los comicios para designar a los nuevos jefes comunales servirán como un entrenamiento para asegurar el triunfo en las elecciones presidenciales del 2023.

Los colorados buscarán lograr y recuperar las intendencias de las manos de los opositores mediante el movimiento Concordia Colorada. Foto: Archivo.

De un total de 250 intendencias que estuvieron en disputa en las elecciones municipales del 2015, los colorados lograron quedarse con 148 municipios, perdiendo en algunas ciudades consideradas fundamentales para cualquier agrupación política debido a su caudal electoral, entre ellas por ejemplo Asunción, que estuvo en manos del comunicador Mario Ferreiro, candidato por el Partido Revolucionario Febrerista, y quien finalmente presentó su renuncia al cargo a finales del 2019 tras ser salpicado por hechos de corrupción.

Lea también: Cierra periodo de afiliaciones en la ANR con miras a las internas del 2021

A esta nómina se sumó la intendencia de la ciudad de Encarnación, municipio conquistado por el Partido Patria Querida (PPQ), con la figura política de Luis Yd; también la localidad de Caaguazú, en manos de Alejo Ríos Medina, así como diversas ciudades del departamento Central.

Los colorados tienen como principal objetivo que las municipales sirvan como una plataforma para mantenerse en el poder y evitar que retorne la llanura, tal como sucedió en las elecciones presidenciales del 2008, las cuales fueron catalogadas no solo por el sector político, sino por la sociedad en general como un “triunfo histórico”, ya que fue la primera victoria de la oposición durante la transición democrática en el Paraguay.

Mientras, la oposición encabezada por el PLRA y otros partidos y movimientos lograron acceder a 102 intendencias. El directorio del sector liberal en los últimos días aprobó una gran cantidad de alianzas distritales; sin embargo, persisten algunos conflictos referentes a ceder las candidaturas a intendentes, por ejemplo en la ciudad de Lambaré y Villa Hayes. No obstante, hay planes de resolverlo por encuestas, según fuentes partidarias.

Aprobaciones aceleradas

Las aprobaciones aceleradas se deben a que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) estableció como plazo límite el 2 de enero para comunicar las solicitudes de reconocimiento de alianzas electorales. El plazo vence mañana.

Desde el sector opositor analizan por establecer concertaciones y aprueban de manera acelerada la realización de alianzas. Foto: Archivo.

Otros partidos y movimientos

Otros partidos y movimientos políticos permanecen a la deriva y sin expresar aún alguna posición en torno a los futuros comicios. Esto es a raíz de cuestionamientos y denuncias de corrupción en contra de sus representantes, tal es caso del sector Avanza País, cuyos rostros principales fueron el exintendente de la capital Mario Ferreiro y la exdiputada Rocío Casco, ambos imputados por presunta corrupción en el municipio asunceno en el marco de la causa conocida como “asado del fin de semana”.

A la lista se suma también el Partido del Movimiento al Socialismo (P-MAS), donde el principal referente fue el comunicador Camilo Soares, quien fue condenado a 5 años de prisión por hechos de corrupción en el caso conocido como “coquitos de oro”, cuando se desempeñaba como ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Te puede interesar: FG se inscribió como concertación ante el TSJE para las municipales

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar